La historia del balneario de Morgovejo


A un kilómetro más allá del pueblo de Morgovejo y en un ensanche de la vega, se encuentra el balneario de Morgovejo situado junto a la carretera. El manantial era conocido desde tiempo inmemorial hallándose a mediados del siglo pasado en una propiedad de Pedro Rodríguez Borregan. Ante la indiferencia de éste, el propietario del terreno colindante, Cayetano Gutiérrez (de Morgovejo) hizo un pozo captando el manantial y levantando una pequeña casa, donde le dio uso al agua en unas primitivas bañeras de madera.



Este manantial, consiguió numerosa concurrencia, el dueño hacía las veces de bañero, médico y administrador de la casa de huéspedes, cobrando por cada baño cuatro reales. Sin embargo al carecer de autorización oficial se prohibió en 1871. Un par de años más tarde, Francisco Morales Calahorro pasó a ser el nuevo dueño de la propiedad del manantial e inició todos los trámites para su funcionamiento. Con una "Memoría histórica-científica" y los pertinentes análisis, solicitó la declaración de utilidad pública. Pero la oposición del alcalde de Valderrueda, las dudas sobre el caudal  y al no haber construcción apropiada, impidieron la declaración de utilidad pública.

La situación se regularizó con la posesión de las aguas y el establecimiento por parte de los Marqueses de la Valdavia. Esta propiedad la vendieron los marqueses a comienzos del siglo XX a la familia Granda de Madrid. Esta familia infundió al balneario una nueva tónica, con una fuerte difusión en prensa.

Hacia 1970 dejó definitivamente de funcionar como balneario, permaneciendo cerrado, en 1982 lo venden a Manuel Herrero Díaz de Prioro en la actualidad se está restaurando poco a poco.


Visto en La utopía del día

Foto:superduplex



Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla