El Ayuntamiento de Cistierna abre medio centenar de expedientes de viviendas en ruina

El alcalde explicó que algunos inmuebles «suponen un grave riesgo de derrumbe»

El Ayuntamiento de Cistierna ha puesto en marcha la apertura de medio centenar de expedientes de ruina dado el estado de abandono en que se encuentran muchas viviendas de la villa y del resto del municipio. En estos momentos ya se han notificado catorce expedientes de los cuales cuatro se han declarado como ruina inminente por lo que solo procede la demolición de los edificios.

También se han notificado diez expedientes como ruinas ordinarias a los que se permite hacer obras de reparación y conservación de los edificios. El alcalde en funciones, Javier Arias, añadió que se había iniciado la apertura de estos expedientes porque se «ha observado que algunas viviendas no están en las condiciones adecuadas y que algunas suponen un grave riesgo de derrumbe al estar en un estado avanzado de deterioro», según Arias quien precisó que «con esta medida se pretende evitar daños a personas, bienes e intereses generales».


Los expedientes que se han abierto son de dos tipos, aquellas viviendas que se rehabilitarán para evitar su derrumbe posterior. Y un segundo expediente para aquellas viviendas que están en una situación grave de derrumbe a la que se les aplicará la calificación de demolición. «En estos momentos tenemos cuatro viviendas en las que la demolición en inmediata dado que su estado es tal que es imposible llevar a cabo cualquier mejora en la estructura de estas viviendas y no queda más solución que el derrumbe», señaló Arias.
El procedimiento será el siguiente; una vez que se comunica a los propietarios el expediente de ruina tiene un plazo entre siete y veinte días, para ejecutar las obras de reparación o bien para llevar a cabo la demolición del edifico según la calificación que se le haya dado. En el supuesto de que los propietarios no realicen las actuaciones indicadas por el Ayuntamiento, será el propio Consistorio el que acometerá las obras de reparación o en su caso la demolición de la vivienda, «luego se enviará al propietario la liquidación del coste de esas actuaciones», dijo Arias quien señaló que «en el caso de que algún propietario se negase a pagar las obras realizadas por el Ayuntamiento se procederá por vía de apremio las que permita la ley».
Sin embargo, no en todos los casos se ha localizado a los propietarios, por ello los expedientes se hacen públicos en los boletines oficiales y «en ese sentido se dan por notificados». Algunos de los edificios que se encuentran en muy mal estado están situados en la calle Cantaranas de Cistierna así como otra vivienda próxima a la iglesia de Santa María amenaza con derrumbarse. En algunos edificios ya se han iniciado las correspondientes actuaciones como es el caso del situado en la calle Doctor Rivas que presentaba un estado de derrumbe del tejado.

Fuente: Diario de León.

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla