La oposición reclama al alcalde de Sahagún que salve su casa de un derrumbe

El grupo municipal de la UPL ha solicitado a través de una moción que el alcalde de Sahagún, Emilio Redondo, tome las medidas necesarias para que un inmueble de su propiedad no se derrumbe.
Mientras el PP considera el gesto de los leonesistas como una “caza de brujas” por tratarse de una propiedad del primer edil, los leonesistas argumentan que el edificio en cuestión, está incluido en el Catálogo de Edificios y Elementos protegidos y, de todos los que se amparan en el apartado “protección estructural”, “es el único que actualmente corre peligro de derrumbe”. “Además, presentamos la moción sin saber el nombre el propietario, nos enteramos más tarde de quien era”.
Con independencia del nombre del propietario, a la UPL le ha parecido “sorprendente” que el grupo del PP votase en contra “de cumplir la ley” que es lo que realmente se pedía; “sus escasos argumentos a la postre se resumían en uno: el inmueble en cuestión era propiedad del alcalde; circunstancia que obligó al mismo a abstenerse en el debate y ausentarse del Pleno.
No nos parece argumento de peso, peor aún, la decisión se agrava y roza la prevaricación; y ello porque los representantes de nuestro Ayuntamiento con su alcalde a la cabeza "deberíamos ser los primeros en cumplir las normas locales que nosotros mismos hemos aprobado”.
El portavoz de Unión del Pueblo Leonés, Virgilio Buiza, confía que el regidor sahagunino tomará medidas a la vez que anuncia que, “de no hacerlo y producirse el derrumbe, tendrá que ser el juzgado quien exija responsabilidades por este tipo de decisiones en beneficio propio y perjuicio público”.
El inmueble objeto de la disputa está incluido en el Catálogo de Edificios y Elementos junto a otro centenar de piezas.
 
La moción no ha prosperado al no contar con los votos del PP que tiene mayoría
 

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla