Los vecinos evitan la destrucción del azud del Molino en Sorriba del Esla, Cistierna


El azud del Molino del Ribero en Sorriba del Esla (Cistierna, León, España)


Los propietarios de los terrenos próximos al molino El Ribero situado en Sorriba del Esla, municipio de Cistierna, fueron avisados esta semana para que autoricen a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) al tránsito de la maquinaria necesaria para el derribo del azud de este molino ubicado en el río Esla.

La noticia creó mucho malestar entre los vecinos y algunas asociaciones, dado que supondría atropellar la resolución definitiva de declaración de conjunto de interés etnográfico favorable, informada para su protección por la Junta de Castilla y León, además de un expolio al patrimonio del municipio. Estas instalaciones están documentadas en 1755 en el catastro del Marqués de Ensenada. «La supresión del azud supondría la desaparición de la isla típica de todo el molino. Este soto es reserva vegetal, ornitológica y de la fauna fluvial de máxima riqueza. Además es un refugio de las últimas nutrias», según recordó el vecino, Emilio Rodríguez.

En mayo de 2009 la Consejería de Cultura y Turismo señaló en un informe que tanto el molino el Ribero como el molino de Sandalio, situado a 100 metros aguas arriba, se deben considerar integrantes del patrimonio etnológico por estar directamente relacionados con los procesos productivos e industriales del pasado, «por lo que tanto sus edificaciones como la maquinaria que forma parte de sus instalaciones merecen ser protegidos». Además se indica que esta propuesta resulta similar a la formulada por la comisión Territorial de Patrimonio Cultural para el molino de Sandalio en abril de 2004 que informó favorablemente la incoación del procedimiento para su declaración como monumento inventariado. «La proximidad y similitud de amabas instalaciones, el molino el Ribero y el de Sandalio, parecen hacer más apropiadas la figura del conjunto etnográfico cuyo ámbito integre a los dos molinos y el entorno vinculado a los mismos», como recoge el informe elaborado por la Consejería de Cultura y Turismo.

Además los vecinos denunciaron que no consta información ni seguimiento de los trámites, como permisos de obras, estudio de impacto ambiental y otros, en las actuaciones que por sorpresa pretende llevar a cabo la CHD y recuerdan que los vecinos de Argovejo evitaron en su día la destrucción de un azud similar existente en las proximidades de su pueblo.



Elemento inventariado

El molino conocido con los nombres de "nuevo", "de abajo" o "del Ribero" se encuentra catalogado dentro del Inventario del Patrimonio Preindustrial e Industrial de la provincia de León (IPILE) desarrollado desde la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.


Se trata de un molino hidráulico, movido por las aguas del río Esla gracias a un gran azud que represa y conduce las aguas del río para conducirlas al molino. El azud (o puerto según decimos en León), que muestra la primera imagen de esta entrada, es descrito como unos 500 metros de muro, construido con una especie de hormigón gigante a base de grandes cantos rodados en su parte inferior, y canto menudo en la cumbre, unido todo ello con argamasa de cal y arena. En los años setenta del siglo que venció, ancianos de más de 85 años dejaron constancia de una estacada, o sus restos, en la base del azud.

Intentos de eliminación previos

Ya desde el año 2008 la Conferedación Hidrográfica del Duero (CHD) consideró inviable la recuperación del molino de Sorriba del Esla, que en 1994 fue expropiado para construir el Canal Alto de Los Payuelos. Sus antiguos propietarios siempre han mantenido interés por recuperar el conjunto molinar para conservarlo adecuadamente. También el Ayuntamiento de Cistierna se manifestó en 2008 dispuesto a "proteger y mantener el molino de Sorriba dado que es parque de la arquitectura popular del municipio", según palabras de su alcalde Nicanor Sen.

Los vecinos querían que la CHD diera marcha atrás en su intención de destruir el azud del molino, ya que es un elemento fundamental para este tipo de edificios; es como cortar las aspas a un molino de viento. Conocemos casos similares, como el de Valderas, donde la CHD también quiso eliminar el azud de la harinera "La Estrella de Campos", lo que provocó la oposición vecinal con recogida de firmas incluida, que posibilitó la conservación del azud o puerto.
Finalmente, La CHD dió marcha atrás y suspende el derribo del azud de Sorribo del Esla 

El alcalde de Cistierna Nicanor Sen manifestó esta semana que había mantenido contacto telefónico con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero para que le informase sobre la intención de derribar el azud del molino El Ribero. «Hemos llegado a un acuerdo que se paralice el derribo del azud hasta que el Ayuntamiento y la Confederación mantengan una reunión», según Sen. La pretensión del consistorio es recabar toda la información por parte de la CHD respecto a los informes existentes que avalen el derribo del azud. Entre los documentos existe una autorización de la Junta de Castilla y León para que se haga efectivo este derribo.

Medio centenar de personas se concentraron el 17 de Octubre a la entrada del camino de acceso al molino El Ribero de Sorriba del Esla para evitar que accedan las máquinas a derribar el azud con el que cuenta este molino en el río Esla. Tras la llegada de los técnicos de la empresa encargada por la Confederación Hidrográfica del Duero los vecinos concentrados manifestaron su oposición lo que hizo que los técnicos buscasen otro acceso a través de una finca que no se encontraba vallada. La maquinaria permanecía en el pueblo de Valdoré a la espera de que se avisase para que se trasladasen a la zona para iniciar los trabajos. Los vecinos procedieron a atravesar los coches a lo largo de la finca sin vallar para evitar el acceso de las máquinas. Ante esta situación los técnicos decidieron abandonar el lugar.

La gente que se había manifestado lamenta la forma de actuar de la Confederación. Uno de los concentrados, Emilio Rodríguez, señaló que no se entiende esta postura cuando en el mes de noviembre de 2010 la Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos (ACEM) había remitido un escrito a la ministra de medio ambiente en defensa de los azudes y sus correspondientes ingenios hidráulicos. «Estamos hablando de bienes de interés etnográfico y lo que no es normal es que se empiece a derribar estos bienes y pasado un tiempo el ministerio acuerde su protección», según Rodríguez. El historiador Siro Sanz, que cuenta con una publicación sobre los molinos de la comarca ,señala que esta situación de derribo se está produciendo en todos los ríos de la provincia. «Es como un afán de destrucción de matorral, arbolado y patrimonio histórico».

FUENTE: DIARIO DE LEÓN y  Patrimonio Industrial Harinero

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla