Sahagún necesita la música de su banda

Por MARI CARMEN LERA CONDE

Sahagún es mucho Sahagún. Decir Sahagún es decir: HISTORIA, ARTE, REALEZA, CENTRO DEL CAMINO DE SANTIAGO, MONASTERIOS, CULTURA, GASTRONOMIA, FIESTAS, LEYENDAS..

Todo esto hace que los facundinos, nos sintamos más que orgullosos de nuestro querido Pueblo, Villa o Ciudad, que aunque los tres nombres son válidos, a mí me gusta decir “ mi pueblín “ por lo cariñoso y entrañable que me representa.

Pensar que con una población como la que tenemos, tengamos a parte de un grupo de baile, dignos de actuar en las más altas esferas, como “ Sámbala “, el coro FACUNDINO, que nos deleitan con sus voces y trabajan cada año para celebrar una muestra de Corales en Sahagún, la Asociación Motera, que cada año hacen que nos visiten centenares de personas y así nos conozcan en toda España, los Amigos del Caballo, ¡Qué bonito!, la Asociación Fernando de Castro, que nos habla de la vida y el amor en poesía, como no, el grupo de teatro ENTRE-ESTOS y TELON ABIERTO, haciendo disfrutar de momentos mágicos en escena y que además cuenta con un director local de prestigio, un actor que simplemente por el interés de su gente nos dedica desinteresadamente un montón de horas ( gracias Javier Bermejo ), y el resto de asociaciones, que pido disculpas, pero afortunadamente son unas cuantas más, pero a parte de todo esto tenemos el orgullo de contar con una Banda de Música, que ya es la de todos, con unos directores de prestigio que han compuesto varias piezas dedicadas a nuestro pueblo y que ahora, por cuestiones de incompatibilidades pueden abandonarnos definitivamente.


El Ayuntamiento tiene que hacer algo al respecto. Nos dicen que hay servicios que son deficitarios. Por supuesto y ¿ Quién dice que todos los gatos en bienestar tienen que ser rentables? Pagamos nuestros impuestos, recibimos subvenciones que salen de nuestro dinero e invertimos en cultura gracias a la colaboración desinteresada de todos los ciudadanos. La seguridad social es deficitaria, el gasto en personal es deficitario, la guardería es deficitaria, el matadero es deficitario, los servicios sociales a nuestra gente mayor es deficitaria, pero también es deficitario el mantenimiento de nuestros políticos y de nuestra estructura administrativa y nadie hace nada para remediarlo.

Debemos aumentar urgentemente la subvención a nuestra Banda de Música. Al final es una inversión que sale muy rentable para todos los actos que se celebran a lo largo del año y a parte es lo que todos los ciudadanos queremos.

Es cierto que la cultura no de comer a nuestro estómago, pero sí a nuestro alma.
Un lugar sin cultura, es un lugar muerto. La cultura hace que la gente crezca, y considero que debe de ser el motor de un pueblo, de un país.

Quítale la cultura a un pueblo, y le vencerás.

Visto en: ramonrodriguezalaiz.wordpress.com

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla