Comienza la rehabilitación de la torre de la Iglesia de Villamartín de Don Sancho

La bella e imponente torre del siglo XVI, que domina el valle del Cea, amenazaba ruina y llevaba años pidiendo a gritos una profunda reforma




Por fín el Ayuntamiento, Diputación, Obispado y Consejería de Fomento se han puesto manos a la obra para salvar la iglesia del Dulce Nombre de María


En sólo 3 semanas ya se pueden observar numerosos avances.Ya se ha reconstruido el vetusto tejado de paja y se ha comenzado a limpiar y rellenar las grietas de la parte más alta de la fachada

El "convenio tripartito 2009-2010" firmado entre la consejería de fomento de la junta de castilla y león, el obispado de león y el instituto leonés de cultura (dependiente de la diputación) consignó 30000 euros para la torre  de la iglesia de Villamartín.


Aunque con la obra se conseguirá salvar de la ruina uno de los emblemas de la localidad “serán necesarios alrededor de 70.000 euros más para devolver a la torre todo su esplendor”, indica la alcaldesa de Villamartín, Nisa de Lucas. “Nos alegramos y agradecemos el apoyo recibido por parte de las distintas instituciones porque la torres estaba prácticamente en ruinas y sería tristísimo dejar caer nuestro patrimonio. Así todo, según una memoria redactada por nuestros técnicos la restauración completa ronda los 100.000 euros”, apunta.

Las obras de mejora en la torre de la Iglesia del Dulce Nombre de María –que estarán finalizadas a lo largo del mes– incluyen, entre otras acciones, la reparación de la cubierta, la sustitución y limpieza de ladrillos y tejas y la renovación del entramado de madera en la zona del campanario. También se reforzarán las partes más agrietadas. Se rumorea que se volverán a abrir los "ojos" de las caras este y oeste que llevaban décadas y décadas tapiados.
Tan sólo una nota negativa empaña esta buenísima y esperada noticia: Entre el polvo y escombros de la obra se halla la ‘piedra de Fernando de Tovar’, supuestamente del siglo XVI, se trasladará al Museo Etnográfico de la localidad.

A bien seguro que esta histórica piedra estaría mejor ubicada en los jardínes de la casa de la villa, en el actual museo etnográfico de la localidad.


Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla