Cifuentes de Rueda, EN MÍ

El silencio, la tranquilidad, y la sensación completa de que estás aquí, en mí, guardadito en ese pedazo de corazón que has ocupado con tus propios silencios y tranquilidades.

Noches estrelladas cargadas de luz, de inmensidad… y mis deseos contando estrellas y esperanzas en un mundo que se ha olvidado de ellas: de las estrellas y las esperanzas, a veces, cuesta tanto mirar hacia arriba… eso dicen, no sé.

FOTO: El atardecer desde el depósito de PABLO GONZÁLEZ

Atardeceres esculpidos a color y fuego, a belleza y paciencia, a recuerdos e imaginaciones… ¿te imaginas…? la silueta de un mundo en el que la confianza en el otro fuera tan grande que soportara distancias en forma de tiempo y lejanía sin mella, con la inocencia sabia de quien sabe que las amenazas acechan, pero es más fuerte el amor, la ilusión, la justicia y las ganas de que las cosas salgan bien, y así, así las cosas salen bien.

En algún lugar del mundo hay un corazón que lee estas líneas y piensa, y siente, y sueña con los ojos abiertos, recordando, anhelando, esperando, con paciencia, con cierta melancolía, sin cesar en su perseverancia hacia la meta.

Y en mi corazón hay un lugar del mundo que forma parte de mí, en el que pienso, con el que siento, con el que sueño con los ojos abiertos, con el miedo cerrado… En algún lugar del mundo estás tú, mi amor, mi Cifuentes, junto a Gradefes, junto a Casasola, contemplando los atardeceres, que allá, entre Valdealiso y Rueda, dibuja el astro rey, al final de cada día.


FUENTE:
Mi mágico León Blog por patrichueck


Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla