"Lo del CO2" va muy en serio

Ya están aquí, como anunciamos hace unos días, Nuevos sondeos sin perforaciones para comprobar la viabilidad del Almacenamiento de CO2 en el subsuelo de nuestra comarca ya se están produciendo.

Hoy DIARIO de LEÓN dedica un gran reportaje a este tema:

FUENTE:
El futuro de la captura de CO 2 de Endesa «no es una decisión unilateral de la empresa» ( Diario de León - 23/02/2012 )
 
La empresa eléctrica Endesa sigue avanzando en las labores de recogida de datos para la caracterización geológica del suelo de la zona sureste de la provincia, en busca del mejor emplazamiento para el almacenamiento de CO2 de la planta de combustión limpia de carbón.

 Mientras ultima los sondeos de profundidad en Almanza, ha iniciado la realización de los análisis sísmicos que permitirán «visualizar» la formación de las distintas capas de un área de 260 kilómetros cuadrados, para determinar a través de un estudio en dos y tres dimensiones la idoneidad del terreno leonés para establecer el almacén geológico.

La recogida de datos para caracterizar esta «malla sísmica» comenzó el pasado día 17, y se prolongará hasta el 30 de abril. Desde esta semana, una cadena de cuatro camiones dotados de sistemas de emisión de ondas y recogida de datos recorre casi 15.000 fincas de una docena de municipios del sur de León, siguiendo la estela de un trazado de estacas y geófonos que marcan la zona de sur a norte, y de este a oeste, en un movimiento de zig-zag que es seguido por un equipo de cien personas, 70 de ellos especialistas llegados desde Alemania.


Recogida de datos. La recogida total de muestras y datos para confirmar la idoneidad o no del terreno concluirá a finales de este año, dentro de la primera fase del proyecto en el que participan Endesa, la Ciudad de la Energía (Ciuden) y la empresa finlandesa Foster Wheeler Energía. Una fase dotada con 220 millones de euros, financiados con fondos europeos, que debería tener su siguiente paso en la construcción de una central térmica a escala de demostración comercial.

Un futuro que de momento no está asegurado. Endesa desistió la pasada primavera de presentarse a la siguiente fase de ayudas del proyecto NER300, en la que hubiera optado a una financiación de 300 millones de euros para construir la planta de demostración; y en las últimas semanas incluso desde la Ciuden se ha alertado de la posibilidad de que la financiación europea para construir las seis centrales supercríticas de combustión limpia se reduzca.

Juan Carlos Ballesteros, Endesa
Una situación que no afecta a la marcha de los trabajos que se realizan actualmente, según explica Juan Carlos Ballesteros, subdirector de I+D de Endesa, que señala también, «con la máxima prudencia porque es algo que todavía no toca», que la decisión «no es unilateral de la empresa. Tendrá que estar con la Administración central», a través de la financiación de la multimillonaria inversión que supondrá para la compañía seguir adelante con el proyecto planteado.

En un momento de dificultad para el sector y de inestabilidad del mercado eléctrico, Ballesteros insiste en que «lo que estamos investigando es una tecnología de futuro, y las situaciones que afectan al sector energético ahora son coyunturales. No deberían ser motivo para paralizar este proyecto, que es sobre todo a largo plazo».
De momento el compromiso adquirido con la Unión Europea pasa, además de por las investigaciones y plantas piloto previas que se han realizado para probar la viabilidad del sistema de oxicombustión con caldera de lecho fluido circulante, por concluir la fase de análisis de los suelos susceptibles de acoger el almacén de CO2. «La recogida de datos concluirá a finales de este año, y las conclusiones estarán listas en el primer trimestre del 2013», explica Ballesteros.

Será el final de una fase de investigación que comenzó en el 2006, y que ahora se lleva a cabo en las pruebas tanto de captura como de almacenamiento.
Quedaría después el estudio de la fase de transporte, que es la menos complicada de las tres. «El CO2 capturado se traslada al almacén a través de tuberías, pero este es un proceso ya muy utilizado en otros países».
Una tubería subterránea similar a los gasoductos, que «no tiene complejidad ni afecta al entorno».

Antes de llegar a este punto, Endesa tiene que decidir cuál de los tres puntos que actualmente analiza desde el punto de vista geológico es el más adecuado, lo que determinará dónde se construirá la central.

Programa europeo
El Proyecto Compostilla OxyCFB300 está cofinanciado por la UE dentro del Programa Energético Europeo para la Recuperación. Es un proyecto integral de demostración comercial de captura, transporte y almacenamiento de CO2; y uno de los seis proyectos de demostración de este tipo financiados por el programa europeo



Planta de 300 MW
El proyecto se basa en una planta de 300 MW de oxicombustión con caldera de lecho fluido circulante y almacenamiento en acuífero salino. La tecnología se pone a prueba primero en una planta de 30MW en Cubillos del Sil

Dos fases
La primera fase, de desarrollo tecnológico, se desarrolla desde el 2009 hasta este año. La segunda, construcción de la planta, del 2013 al 2015

Economía
Una parte importante de la plantilla que está realizando desde hace algo más de un año los trabajos de estudio geológico del suelo se ha seleccionado en la zona. Además, la permanencia de trabajadores de otros lugares ha dinamizado considerablemente los negocios de la zona, desde la hostelería hasta las lavanderías, según explican desde Endesa.

Los propietarios de las 15.000 fincas por las que pasarán los «vibros», camiones que realizan la «ecografía» del subsuelo, han firmado los permisos a la empresa eléctrica, y recibirán además compensaciones económicas. Ello a pesar de que en las actuales condiciones climatológicas no se produce daño alguno en estas fincas. En cualquier caso, los contratos establecen unas tablas de compensación según los perjuicios.

«En la exploración geológica hay que ser muy precavidos». Los primeros sondeos realizados en la zona donde Endesa analiza la formación geológica para determinar la idoneidad del terreno como almacén geológico de CO2 «no nos han llevado a abandonar la exploración», lo que no quiere decir que la eléctrica tenga ya indicios definitivos de que el terreno del sur de la provincia es el adecuado. De momento las diagrafías realizadas muestran que el subsuelo de la zona tiene una capa cuya porosidad y permeabilidad harían posible que el gas líquido pudiera inyectarse; y otra impermeable que actuaría como «sello» para impedir la salida del CO2 del almacén.

Sin embargo, sólo se ha realizado una de las cuatro perforaciones que permiten obtener muestras de la composición del terreno; y apenas se han iniciado los trabajos de prueba sísmica, una especie de «ecografía» del terreno. Sólo el cruce concienzudo de todos los datos obtenidos permitirá decidir si el terreno es apto o no para almacenar el gas.

Juan Carlos Ballesteros señala que los estudios se están realizado en el sur leonés, cuenca del Duero, pero también en la cuenca del Ebro (en Zaragoza y Teruel, donde van algo más retrasados) y en la cuenca del Guadalquivir, donde aún no se ha decidido qué punto elegir para realizar el estudio. «La selección se ha realizado por cuestiones puramente técnicas, geológicas. Son cuencas donde durante millones de años se han ido depositando sedimentos, que han formado estructuras que pueden ser válidas para este fin».

Tienen una zona de arenas con mucha porosidad, el almacén; y otra formación encima que actuaría de sello. «El CO2 se inyecta en forma líquida, y con el tiempo reacciona con las sustancias del entorno y acaba transformándose en un sólido».

Ver Perforaciones para almacenamiento de CO2 en un mapa más grande
 
Endesa basó sus primeros pasos en este análisis en los sondeos realizados en los años 70 y 80 para buscar rastro de gas o petróleo, cuyas conclusiones guardaba el Ministerio de Industria. Ahora las técnicas utilizadas están más avanzadas. A parte de los sondeos, realizados con maquinaria especializada en perforaciones petrolíferas, ahora el estudio sísmico se realiza con maquinaria de la empresa. DMT, alemana. Realiza primero una exploración bidimensional longitudinal (de 80 kilómetros) y luego una malla sísmica en tres dimensiones para determinar la geometría del subsuelo.

«Se trata de un método de gran precisión: cuatro camiones (vibros) presionan sobre el suelo sincronizadamente con una plancha de acero que envía ondas longitudinales que penetran en el terreno. Los distintos estratos reflejan las ondas, que son captadas por los geófonos, que envían la señal a un laboratorio (ubicado en un camión que sigue el recorrido).

Próxima parada del megataladro: CELADAy GORDALIZA

La maquinaria que realiza los sondeos en cuatro puntos de la zona elegida para estudiar su idoneidad como almacenamiento geológico acabará en torno al 8 de marzo la segunda fase de las catas, que se realizan ahora en Almanza. Las primeras se hicieron en Villacalabuey. A patir de abril se desarrollarán en Celada, y por último será la localidad de Gordaliza la que acoga este estudio.
La cuenca del Duero, «mejor candidata a priori»
«La candidata a priori para acoger la instalación de la planta de demostración comercial de captura de CO2 es la del Duero, en caso de que los análisis sean positivos en las tres investigaciones que se realizan. Pero será la geología la que finalmente decida el emplazamiento».

El subdirector de I+D de Endesa señala en cualquier caso que si se diera la circunstancia de que las tres zonas reunieran condiciones aceptables para ubicar el almacén, «sería una decisión empresarial» la que optara por dónde ubicar el proyecto final.

De momento los análisis, que tienen que concluir al mismo tiempo, están más adelantados en León. En la zona de Zaragoza se han realizado ya las pruebas sísmicas, mientras que está previsto iniciar los sondeos con la maquinaria de perforación a partir de junio.

En la zona del Guadalquivir aún se están estudiando los terrenos que van a ser objeto de estudio, con las mismas técnicas que los otros dos.

La tecnología de captura de CO2 es aplicable a otro tipo de industrias que en sus procesos emitan gases contaminantes, como las cementeras o las acerías. Además, la ubicación de un almacén de estos gases en una determinada zona puede tener un efecto de atractivo para este tipo de industrias, que se instalarían cerca del lugar donde pueden «enterrar» sus emisiones. Antes hay que analizar el volumen que es capaz de almacenar una localización geológica.

Por su parte en LA CRÓNICA DE LEÓN titulan y desarrollan la notcia así:

La comarca se ‘rinde’ al CO2 y Endesa consigue el 100% de las autorizaciones

La búsqueda de suelos aptos para inyectar el gas afectará a 13 términos municipales
La compañía Endesa realiza estos días un estudio
más del subsuelo de la comarca de Sahagún en busca
de lugares aptos para inyectar CO2. M. MARCOS

Un entramado kilométrico de cables y sensores, camiones vibradores y decenas de cascos y chalecos reflectantes ‘decoran’ estos días las tierras de labranza de la comarca de Sahagún, territorio en el que la energética Endesa ha fijado sus ojos por ser, a priori, potencialmente válido para el almacenamiento geológico de dióxido de carbono (CO2).

Hace apenas unos días que arrancó así esta campaña sísmica que, en resumen, persigue realizar ‘ecografías’ del subsuelo para determinar qué hay bajo esa la tierra y si ésta sirve o no para almacenar el gas. La zona afectada comprende un total de 13 términos municipales de la comarca de Sahagún “unos 270 kilómetros cuadrados” que serán sometidos a un análisis puntero (lo lleva a cabo una empresa de origen alemán) a base de ondas acústicas emitidas por una serie de camiones (vibroseis) que atraviesan los estratos de la tierra y que, por reflexión, vuelven a la superficie donde son recogidas por otros dispositivos (geófonos) que transmiten la información obtenida y que después se procesa en otra unidad móvil.
Este es el segundo intento del gigante energético por acometer su estudio. El año pasado, la oposición frontal de un gran sector de la población obligó a la firma a suspender el trabajo de campo una vez los propietarios de muchas fincas se negaban a dejar pasar los equipos.

Hoy por hoy “con el 100% de las autorizaciones” bajo el brazo, los trabajos de campo continuarán hasta primeros de mayo y en paralelo con otra línea de investigación denominada sondeos en profundidad, como el que ya se ha ejecutado en Villacalabuey, y que se repetirá en Almanza (ya está muy avanzado), Celada de Cea (en construcción) y Gordaliza del Pino.

Esta serie de investigaciones ofrecerán resultados “a finales de año o primer trimestre de 2013” según adelantó ayer Juan Carlos Ballesteros, Subdirector de Investigación y Desarrollo de Endesa, compañía que ayer organizó un encuentro con los medios en la zona de trabajo. “Ahora estamos investigando; una vez con los datos en la mano podrían pasar dos cosas, que nos digan que la zona no es válida, o que sí lo es. En este último caso, se empezaría a trabajar en la demostración comercial, a nuestro juicio, un gran estímulo económico para la zona”.

Así todo, aunque no existen todavía, según Endesa, datos concluyentes, los resultados extraídos hasta la fecha sí parecen indicar la validez de los terrenos para almacenar el CO2.

Los propietarios de las fincas afectadas por la campaña sísmica, que no prevé ningún impacto ambiental, serán compensados económicamente.
 
Más info: ALMACENAMIENTO DE CO2

Síguenos en: 
sigue guiadelocio.com en facebook sigue guiadelocio.com en twitter

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla