La falta de alumnos cierra tres escuelas


En Villamarco cederán una vivienda a la familia que matricule menores en su centro



Tres de las ocho escuelas adscritas al Colegio Rural Agrupado (CRA) de El Burgo Ranero cerrarán sus puertas este mismo curso escolar si en los próximos días no se formalizan nuevas matriculaciones. El plazo acabaría, a priori, el próximo lunes.
Las poblaciones de Matallana de Valmadrigal, Villamarco y Reliegos perderán así sus centros educativos siguiendo los tristes pasos de otras escuelas de la comarca como Joarilla de las Matas, –también adscrita en su día al CRA de El Burgo– que acabó echando el cierre el pasado curso escolar por la aludida falta de alumnado.
Por su parte, la Junta Vecinal de Villamarco, lejos de resignarse, ha decidido poner a disposición de una familia con menores en edad escolar una vivienda de la que es propietaria en un intento de frenar el cierre del colegio, que podría evitarse, si en las próximas horas confirma su ingreso en el centro escolar un menor.
Este ‘grito’ a la desesperada ya se repitió hace cuatro años, cuando la continuidad del colegio de Villamarco pendía de un hilo y, gracias a la llegada de una familia de origen brasileño, logro frenarse el cierre que ahora amenaza.
“Pretendemos, lógicamente, que no se cierre la escuela; tenemos la suerte de contar con una vivienda propiedad de la Junta Vecinal que pondremos a disposición de una familia que aporte, al menos, un menor. Hasta el curso escolar anterior la ocupaba una familia brasileña y, gracias a ellos, se salvó la escuela. Este año intentaremos que se repita”, comentaba ayer el presidente de la entidad local menor, Raúl Blanco. “Los chavales son los que dan vida a un pueblo y resulta paradójico que hace 50 años fueran 100 a la escuela y ahora busquemos a uno para que no se cierre”.
Tras poner anuncios a través de las sedes sindicales la Junta Vecinal ha entrado en contacto con varias familias “pero el problema es que muchas de ellas también buscan trabajo”. El presidente de la pedanía defiende la escuela rural y destaca sus ventajas: “Son casi clases particulares. Aquí las aulas no están masificadas”, comenta.
En cuanto a la escuela de Matallana, aquí la batalla parece ya perdida. Los tres alumnos que permanecían en el centro cursarán sus estudios en Valencia de Don Juan y las puertas del colegio ya están cerradas. En Reliegos se mantienen conversaciones con una familia de origen marroquí que podría obrar el ‘milagro’.



Fuente: La Crónica de León.






El templete se hace revista en Google Currents, Instalateló pinchando sobre la imagen: 
Añade El templete a Google Currentssigue El templete en facebook sigue El templete en twitter
Add to Google Reader or Homepage

Entradas populares de este blog