PEREGRINACIÓN LEONESA A TIERRA SANTA Y JORDANIA II

Continuamos con el viaje realizado en septiembre de 2009 tras el primer vuelo internacional del aeropuerto de León con 215 pasajeros (nacidos en Villacintor, 3, uno de Villamizar y otros muchos de los pueblos de las riberas del Esla y Cea)

CAPITULO-II
DIA 2


EL LAGO DE TIBERIADES






Vista del Lago desde el Monte de las Bienaventuranzas.

                

                                        La ciudad de  Tiberiades fue construida en el año 20 por Herodes Antipas, hijo de Herodes el Grande (de infausto recuerdo), sobre un poblado de pescadores destruido y la llamó así en honor del Emperador romano Tiberio.

Hoy día es una ciudad de 50.000 habitantes, que se levanta desde la orilla occidental del lago de Tiberiades (también denominado Mar de Galilea, en hebreo Genesare, que significa  jardín de príncipes)  hasta lo alto de la colina. Es la capital de Galilea, una ciudad moderna y turística,  dispone de numerosos  hoteles y es el lugar preferido y más visitado por los habitantes de Israel.

 El lago tiene forma de arpa con una longitud de 21 kilómetros  siendo su parte más ancha de 11, su profundidad media es de 48 metros. Es de agua dulce y está situado a 212 metros por debajo del nivel del mar.

  A las 8 de la mañana, salimos  de Tiberiades por la orilla del lago,  la primera aldea que pasamos se llama  Magdala (localidad de Maria Magdalena), a la izquierda se encuentra el valle de los leprosos y paramos en el monte de las Bienaventuranzas.          

Desde este monte Jesús derramó el amor de su corazón sobre sus discípulos, levantó la voz y proclamó las Bienaventuranzas (capitulo V del Evangelio de San Mateo).

                                                                                                   


En lo alto del monte hay una iglesia relativamente nueva (1938) de planta octogonal porque ocho son las bienaventuranzas, rematada por una cúpula y arcos abiertos en torno al altar, es muy bonita y desde allí se contempla una vista magnifica del lago y sus alrededores. En el exterior han habilitado numerosos altares para que celebren la misa los visitantes de los distintos lugares e Iglesias. Celebramos la Santa Misa, concelebrada por los sacerdotes que nos acompañaban (más adelante daré sus nombres), en la que participo como monaguillo (recordando viejos tiempos) y a continuación visitamos la Iglesia y el santuario custodiado por las Hermanas Benedictinas, damos un paseo por sus bien cuidados jardines y visitamos la tienda de recuerdos para hacer algunas compras.


Aproximadamente dos kilómetros más abajo llegamos a las ruinas de Cafarnaum, la ciudad de Jesús, donde él se estableció ya que era un lugar de paso de caravanas de mercaderes con dirección a Damasco y así su mensaje (enseñanzas, curaciones, milagros) llegaría a lugares lejanos.

Esta ciudad situada a la orilla del lago, muy nombrada en los Evangelios. Destruida por completo en el siglo VIII, ha sido sacada a la luz por las excavaciones arqueológicas desde (1905) y es donde realmente podemos ver como era la vida en Galilea hace 2000 años. Las casas son de piedra volcánica negra, lo que indica que sus gentes eran muy pobres, con calles muy estrechas (lo necesario para pasar un asno), una amplia Sinagoga de dos patios cuyos muros han sido levantados de nuevo y destaca a parte de su belleza porque esta construida con piedra blanca traída de otro lugar.

Allí esta la casa de Pedro donde se ha construido una iglesia modernista de estructura octogonal que parece una nave espacial, suspendida sobre las ruinas que no es muy acorde con el lugar. Desde la segunda planta cuyo suelo es de cristal se pueden contemplar las ruinas y así las preservan de las inclemencias del tiempo.

Retrocediendo por la carretera que habíamos llegado a Cafarnaum se encuentra Tabgha, uno de los rincones más agradables del lago, donde esta la Iglesia que conmemora la multiplicación de los panes y los peces y a poca distancia en la orilla del lago donde estaba el embarcadero se levanta un pequeña Iglesia, llamada del Primado, en su interior una gran piedra que la llaman Mensa Cristo (la mesa de Cristo) donde Simón Pedro recibió el encargo de Jesús para dirigir su futura Iglesia. Damos un paseo por la orilla del lago, por donde caminó Jesús, mojándonos los pies y algunos nos llevamos algunas piedras como recuerdo.

El resto del terreno está prácticamente como en la antigüedad, aunque en las laderas hoy día hay numerosas plantaciones de plátanos.

Sinagoga de Cafarnaum

Casa de San Pedro.



Ruinas de Cafarnaum



Nerviosos llegamos al nuevo embarcadero y subimos a un barco de madera. En la cubierta vamos sentados unos en los bancos colocados a estribor y a babor y el resto en sillas blancas. Rugen los motores, desatan las amarras, el barco se mueve y comienza la travesía. El lago azul plateado está tranquilo, no hay oleaje, el sol se encuentra en su punto más alto y refleja en el agua sus destellos, que son cegadores. La travesía por del Mar de Galilea, comienza a ser emocionante, vamos charlando, observando el panorama, localizando en la orilla y en las colinas los lugares ya visitados.

Todos tenemos caras de alegría y satisfacción al estar sobre un mar con tanta historia y que toda tu vida has deseado conocer. Navegar por el lago por donde caminó Jesús y recordar tantos momentos, tantas escenas es diferente, es una experiencia muy emotiva.

Antes de llegar al centro ya hemos entonado cánticos religiosos como “pescador de hombres” (tu has venido a la orilla, no has buscado ni ricos ni pobres…..….). En mitad del lago alguien despliega una bandera de León y las canciones leonesas surgen de espontáneo. Vemos a unos pescadores faenando y continuamos navegando sin ningún temor, todos felices y contentos y hubo tiempo para que alguno contara algún chiste. Durante una hora hemos paseado por el Lago de Tiberiades y llegamos a la otra orilla.




Navegando por el Lago




Desembarcamos en un Kibutz (comuna agrícola israelí), donde hay un bonito restaurante en el que nos dieron una autentica comida típica del lugar compuesta por unos entrantes con verduras, salsas diversas, algunas picantes, (aquí probamos por primera vez una de ellas que era habitual en todas partes y a pesar de no saber como estaba hecha sabía a garbanzos. De segundo plato un pez grande del lago que ellos llaman de San Pedro, que tenía aspecto feo y un sabor agradable.

A este lado del lago de Tiberiades empiezan los Altos del Golán, un territorio muy estratégico y viéndolo te das cuenta de ello. Conquistado por Israel a Siria y Líbano en 1967, (la guerra de los 6 días), es un territorio donde se han producido numerosos asentamientos judíos. Comprende una franja de aproximadamente 25 kilómetros de ancho como zona de seguridad, para evitar que los cohetes lanzados por Hezbolá, lleguen a Tiberiades o  al lago y así poder controlar el agua del mismo y a su vez la del río Jordán y sus afluentes, que es donde reside el gran valor de esta región.


Continuamos camino bordeando el lago y al dejarlo atrás, por la margen izquierda del río Jordán (que es una vega muy fértil) llegamos a Yardenit lugar reservado para bautismos. Mi hermana Mariví bajó como un cohete y en un santiamén estaba en mitad del río con la falda arremangada y mojándose.

En este lugar continuamente llegan grupos de peregrinos de todo el mundo que después de los pertinentes rezos se sumergen para ser bautizados. También otros lo aprovechan para celebrar matrimonios. Algunos de nosotros embargados por la emoción, no deseamos salir del río y decidimos quedarnos un buen rato. Después nadie se olvida de pasar por la tienda para llevar las correspondientes botellas de agua río del Jordán,   que serán utilizadas para bautizar hijos, sobrinos, nietos, bendecir personas y viviendas………de las que yo compré, una alguien ya se la bebió.
Celebrando una boda en el Río Jordán.



Río Jordán.



Desde allí nos trasladamos a Caná de Galilea, lugar donde nació Bartolomé también llamado Natanael del que Jesús dijo cuando se le presentaron:”este es realmente un hombre de verdad”. Hoy día es una ciudad de 8.000 habitantes, de mayoría musulmana, bastante destartalada y cercana a Nazaret. Es el lugar en el cual Jesús hizo el primer milagro, convertir el agua en vino. Las bodas duraban siete días, empezando el sábado (día sagrado de los judíos), Jesús llegó al tercer día con sus discípulos y su madre que estaba allí le dijo que no tenían vino…….. El lugar no se ha podido precisar con exactitud, aunque la Iglesia franciscana de San Bartolomé se alza donde posiblemente tuviera lugar tan bello pasaje. Se exhibe en su interior una antigua tinaja similar a las que contenían el agua para la purificación de los judíos y que fue transformada en buen vino. Hay otra Iglesia greco-ortodoxa que también conmemora el acontecimiento.

La actual Basílica franciscana es muy bonita exterior e interiormente, fue construida en 1879 sobre los restos de una antigua iglesia y es santuario de bodas, a la entrada destaca en una hornacina la majestuosa figura de San Bartolomé. Detrás del altar, haciendo de retablo, un gran cuadro mural que representa el milagro donde se ve a Jesús y los apóstoles acompañados por la Virgen, a los participantes en la boda y el paisaje del lugar en aquel tiempo. Por debajo seis grandes copas de cerámica simulando tinajas. Allí tuvimos una ceremonia de renovación de las promesas matrimoniales y bendición de los anillos. Muchos muy devotamente se acercaron al altar celebrando el acto con gran intensidad.


 

Vista de Caná de Galilea


Basilica de San Bartolomé  de Caná de Galilea.

De regresoTiberiades y muy cerca del hotel visitamos un taller de tallado de diamantes. Aunque en Israel no existen, son la primera potencia mundial en el tallado, su forma de tallar un diamante es un secreto que nadie conoce, ellos les dan un corte más que el resto del mundo. Siempre hay alguien que compra algo, una pareja pagó 4.000 euros por uno, eso si es amor……..comenta alguien.

Sobre las 20 horas, llegada al hotel cena y paseo nocturno para tomar un café y por supuesto realizar alguna compra, por cierto el café aquí es turco y bastante malo, en cambio el té que es local muy bueno.



Si tienes Tablet, Android, iPad o iPhone
disfruta GRATIS de nuestra REVISTA DIGITAL

Entradas populares de este blog