PEREGRINACION LEONESA A TIERRA SANTA Y JORDANIA III

Continuamos con el viaje realizado en septiembre de 2009 tras el primer vuelo internacional del aeropuerto de León con 215 pasajeros (nacidos en Villacintor, 3, uno de Villamizar y otros muchos de los pueblos de las riberas del Esla y Cea)

CAPITULO-III
DIA 3
                                               NAZARET

 A las 8 de la mañana abandonamos Tiberiades con destino a Nazaret, situada cerca de Caná de Galilea.

 Nazaret en la antigüedad no era más que un pueblo  con medio centenar de cuevas-vivienda y una población de 300 habitantes. En la actualidad es una ciudad de 80.000 habitantes, repartidos a partes iguales por árabes musulmanes, cristianos y hebreos. Los árabes y cristianos viven en la parte baja  y laderas del valle mientras que los judíos ocupan la parte alta de nueva construcción.

  Nazaret es hoy centro administrativo de Galilea y a pesar de ser una ciudad muy animada por mercaderes y turistas, sus muchos santuarios ofrecen ambiente de silencio y oración.

 La ciudad de Nazaret es clave en la vida de Jesús, allí  paso los primeros  treinta años de su vida,  aquí se encuentra la gruta de Maria donde recibió el saludo del ángel Gabriel y el anuncio de la Encarnación del Verbo y la fuente. La casa que se convertiría en el primer santuario cristiano de la ciudad, desapareció, y se tomó como lugar de veneración la gruta sobre la que se asentaba la misma, conocida como la Anunciación. Como ha sucedido en tantos lugares Santos, se construyó una iglesia, que fue sustituida por sucesivos templos que se destruían según las distintas culturas dominantes y se volvían a levantar.


                                                             
Basílica de la Anunciación




La actual Basílica de la Anunciación  es la más grande de religión cristiana de todo Oriente Medio, fue construida entre 1960 y 1969, conserva una pared lateral de la Catedral gótica que habían construido en la época de las Cruzadas. En realidad son dos iglesias superpuestas, que se contraponen en su concepción. En el nivel inferior, donde se halla la gruta y el pozo de María (que según los arqueólogos es el único lugar de toda Tierra Santa donde los acontecimientos relatados realmente sucedieron allí, gracias a unas inscripciones encontradas), la decoración sobria invita al recogimiento, recibiendo la luz natural de la Iglesia superior y de la gran cúpula que cierra el edificio. Y en el nivel superior, un templo decorado con rica iconografía y presidido por un retablo mural con escenas de la vida de María. En el patio exterior hay un imponente retablo, con imágenes dedicadas a la Virgen donadas por países de los cinco continentes y en los muros exteriores esta escrita en latín con grandes letras la Salve que todos cantamos antes de entrar en el interior.


 
Patio exterior de la Basilica.


Pared exterior.


Escultura de la Virgen del Camino.

En esta Basílica tuvo lugar el acto cumbre y motivo principal de nuestra peregrinación: la celebración del XXIV Aniversario de la Entronización de la Virgen del Camino en la Basílica de Nazaret.

Celebramos la Santa Misa presidida por D. Manuel Gutiérrez (Dominico) de la Virgen del Camino; acompañado por D. Argimiro (párroco de la Iglesia de San Martín de León), y D. Benito sacerdote retirado. Anteriormente la escultura de la Virgen del Camino que los Franciscanos custodian en la sacristía, fue colocada delante del altar. Al finalizar la ceremonia, dirigidos por tres mujeres que habían acompañado la escultura en el traslado hace 24 años, todos cantamos el Himno de la Virgen del Camino:
http://www.youtube.com/watch?v=--93ej8V7kQ

¡Oh Virgen del Camino reina y madre del pueblo leones

Muéstranos a Jesús vivo y glorioso

Que herencia nuestra es,

Que herencia nuestra es.

Madre de León te llama de sus hijos…

…….. . .….. . …………………………


Parte inferior de la Basílica.

Parte superior de la Basílica.


Gruta de María.

El pozo de María





A la entrada de la Basílica a la derecha hay un  cuadro mosaico de grandes dimensiones de la Virgen del Pilar, junto al río Ebro, cuando se apareció al Apóstol Santiago  y de fondo la Basílica de Zaragoza, donado en los años 70  por  España y conserva en la parte superior el escudo que hoy día no es constitucional (el cura  de nuestro pueblo se sentiría muy feliz si lo viera).






 A pocos metros se hallan  el taller  y la Iglesia de San José o de la Sagrada Familia sobre los restos de otras más antiguas, es el hogar familiar donde Jesús pasó buena parte de su vida. En una pared lateral hay un precioso cuadro donde se observa a un adolescente Jesús y  a José trabajando en el taller y a la Virgen sentada a su lado observándoles pensativamente.

Seguidamente recorremos a pie las calles de parte antigua de la ciudad viendo los primeros cimientos de Nazaret (en un solar que estaban vaciando se observan las ruinas de una vivienda y comento con alguno que puede ser que la vivienda que han descubierto fuera conocida por Jesús), hasta llegar a un bonito restaurante italiano llamado La Fontana de María donde comemos. En la terraza interior tiene una bonita fuente con una estatua de María en la parte superior y casas por debajo por donde corre el agua, algo similar a los nacimientos que aquí hacemos.






 A la salida de Nazaret nos bajamos en el Monte del Precipicio, el lugar desde el cual una muchedumbre enfurecida quiso arrojar a Jesús a su muerte. Desde el mirador podemos ver un despeñadero desde el que se divisa el Valle de Jezreel, un valle fértil y al fondo la ciudad de Naim y el Monte Tabor ( es un monte alto y redondo, parece artificial), donde los cristianos sitúan el milagro de la Transfiguración de Cristo cuando aparecieron hablando con él Moisés y Elías. En lo alto hay una Basílica moderna griega ortodoxa, que expresa la majestuosidad del Monte, dedicada a Elías. En el programa figuraba como lugar a visitar y no lo hicimos, los autocares no pueden ascender, hay que subir en vehículos todo terreno, los organizadores dieron las convenientes explicaciones, para mi bien, nada que objetar.


Desde aquí descendemos pasando por el valle del Jordán en dirección a la frontera con Jordania. Pasamos por las inmediaciones de Beit Sheam, al norte del valle, donde se observan numerosas balsas de agua construidas para riegos y grandes explotaciones de ganado vacuno.
CAMINO DE JORDANIA


Llegados a la frontera, los responsables de la aduana son desastrosos, durante una hora nos tienen parados, estamos (y nunca más cierto) en tierra de nadie, en esta zona el calor es asfixiante (por un momento pensé: estábamos en el cielo y hemos bajado al infierno), después pasamos por el control de pasaportes, que nos los retienen, a continuación control de equipajes y caminando nos dirigimos a los nuevos autobuses (los judíos no pueden pasar). Un policía se acerca llevando los 200 pasaportes en la mano que hay que repartir uno por uno, total dos horas y media perdidas.


Arrancamos y los nuevos guías que nos van a acompañar nos dan una alegría, ya nos entregan las llaves de las habitaciones del hotel donde nos vamos a hospedar. Durante varios kilómetros vamos por una carretera bastante mala y con muchos poblados. Destaca la riqueza del valle del Jordán (que en esta zona es frontera de los dos países), con la pobreza de los habitantes de las montañas que se encuentran a nuestra izquierda: son como los beduinos vestidos con túnicas negras incluso los niños, solo tienen cabras, ovejas, alguna vaca y el burro, sus casas son muy humildes, mucha suciedad por todas partes y los campos secos, están sembrados de trozos de plástico negro.

Cambiamos de carretera en dirección Amán, esta es buena pero hay que subir hasta una altitud de 1.500 metros con grandes desniveles, la pena es que esta oscureciendo y no podemos contemplar en su esplendor el paisaje que vamos dejando atrás. Pasamos por la ciudad de As Sal situada en el descenso de la colina y por fin a las 20 horas llegamos a la capital del Reino Hachemita de Jordania: AMAN.
Antiguamente llamada Philadelphia, la visión nocturna de Amán es extraordinaria, se levanta sobre  colinas. Realizamos un recorrido por toda ella, en el centro destaca una inmensa bandera de Jordania sobre un mástil de unos 100 metros de altura .Por todas partes podemos ver las fotos de sus reyes con sus hijos e incluso la del rey Hussein fallecido hace 10 años y conocido por todo el mundo.

Por fin llegamos al Hotel Al-Fanar Palace situado en la gran avenida de la Reina Noor. La cena es similar a la que dan en Israel, aquí tampoco hay carne de cerdo.

Una anécdota: estando fumando un cigarrillo a la puerta del hotel salen tres árabes vestidos de gala y bien presentados (nosotros en bermudas y sandalias…….), que al vernos se acercan y muy educadamente nos saludan dándonos la mano a mi y a mi cuñado y con la mano en el pecho inclinan la cabeza para saludar a nuestras mujeres, nos desean suerte y se marchan en un taxi.      



Si tienes Tablet, Android, iPad o iPhone
disfruta GRATIS de nuestra REVISTA DIGITAL

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA REAL DEL MONTE RIOCAMBA DE VALDAVIDA Y CEA, PLEITOS Y AÑOS DORADOS

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla