La historia de ANTIMIO, BERNARDINO y ESPAÑA DIRECTO

Antimio (izquierda) y Bernardino (derecha) en los 6 caños de Valdavida
Informa: Motri, Valdavida

Hace poco mas de tres años exactamente el 2 de diciembre de 2009 un reportero de LA CRÓNICA DE LEÓN realizó un reportaje sobre la despoblación de la provincia de León con el titulo
"DESPOBLACIÓN / Viaje a los pueblos leoneses de entre 100 y 50 habitantes", y se acercó a visitar nuestro pueblo que por desgracia también sufre la lacra de la despoblación.


Al llegar al pueblo se encontró en la plaza del caño del pueblo a dos de los pocos vecinos autóctonos del pueblo, de los que viven durante todo el año, se trataba de Bernardino y Antimio (recientemente fallecido). Con ellos tuvo una amable charla sobre la despoblación y vida en estos pueblos; pese a sus problemas de comunicación es Antimio el que toma la iniciativa y da fiel cuenta de la situación de su pueblo con la ayuda de Bernardino que en todo momento colabora en la entrevista, que mas adelante fue publicada en el periódico:

Sirva este artículo como recuerdo de nuestro querido vecino Antimio, fallecido recientemente; Fue alcalde pedáneo del pueblo y nunca olvidaremos que gracias a él Valdavida fue conocido por todo el mundo. Durante la entrevista, Antimio comentó que pasaban las largas tardes de invierno reunidos junto al calor de una buena lumbre y en el teleclub del pueblo viendo ESPAÑA DIRECTO, esta última frase tuvo sus consecuencias... Empecemos recordando la entrevista:
Valdavida: 6 caños y 60 vecinos
“47 casas cerradas y 25 abiertas” es el balance del invierno en la localidad

“Mira a ver si eres capaz de descubrir cuál de esos seis caños es el que da aguardiente”, dice doblando una esquina Antimio González Valdés, un viejo “de 86 años y pescuezo cosido”, según dice él mismo. 
 
Vista aérea de Valdavida
Es el primero que sale al paso al visitante que llega a Valdavida, localidad que ocupa el puesto 654 en el macabro listado de pueblos menos habitados de la provincia de León. 
Al contrario de lo que suele ocurrir, en el caso de Valdavida, que pertenece al Ayuntamiento de Villaselán (“manda narices que sea el ayuntamiento el que menos habitantes tiene de los seis pueblos”, dice un vecino), los datos que refleja el Instituto Nacional de Estadística se corresponden con la realidad. Más o menos: 64 personas según el INE y 60 según Antimio:“Exactamente, 47 casas cerradas y 25 abiertas, unas 60 y pico personas”, al que no le hace falta repasar una por una las calles y las casas del pueblo, como suele ser habitual, para saber cuántos vecinos pasan el invierno en Valdavida. “Vamos, que aquí no quedamos más que cuatro peniquebrados como yo”, sentencia Antimio. 

Actualmente quedan sólo dos ganaderos en el pueblo, “con lo que fue... Aquí llegó a haber 3.000 ovejas pastando, y ahora mira”, se lamenta con su voz quebrada Antimio. Ante tal falta de oportunidades laborales, que se van reduciendo cada día más por culpa de la crisis que actualmente vive el sector de la agricultura y la ganadería, obviamente la mayoría de los vecinos de Valdavida son jubilados que pasan el tiempo lo mejor que pueden entre su huerta y la televisión.
 
Si no fuera por la baraja y por España Directo, el aburrimiento sería insoportable para muchos de ellos. 
Pero a la baraja, en Valdavida, sólo pueden jugar los fines de semana, que es cuando abre el teleclub del pueblo. Los fines de semana y el verano, claro, que son las épocas en las que resucita, aunque en forma de turismo, de ocio vacacional, la vida que un día hizo de Valdavida uno de los pueblos más importantes de su entorno, superado sólo al sur por Sahagún y al norte por Almanza. 
En el teleclub, hoy, no hay voces ni tapetesni arrastres ni salidas de semifallo. Hoy el panorama es bien distinto. Como ocurre en otros muchos pueblos de la provincia, el teleclub es a diario el consultorio médico, y hoy hay cola de gente que espera para conseguir sus recetas o la famosa vacuna contra la gripe A. 
Allí esperan unos cuantos vecinos que matan el tiempo contando los vecinos que quedan en el pueblo pasando el invierno, como queriendo contrastar la información de Antimio, aunque al final llegan a idéntica conclusión que él. “De esta zona se fueron casi todos en los sesenta y en los setenta, y además casi todos a Bilbao, cuando por aquí fueron cerrando las minas y no había otra cosa que el campo, que ya sabemos que da de sí lo que da de sí”, concluye uno de los pacientes pacientes que esperan por su turno para ver al médico. Llega el repartidor de bebidas y lo tiene claro: “¡Traigo lotería! Vamos, compradme lotería, que es de un número muy bajo, del número de habitantes que quedan en Sahagún”, vocea “el gaseosero”, que es como le llaman todos. 
Plaza de Valdavida nevada. FOTO: PINI GR
Como el del médico, el resto de los servicios básicos están perfectamente cubiertos en Valdavida, y sus vecinos no se quejan por nada. “Aquí tenemos prácticamente de todo. Vendedores ambulantes vienen casi demasiados, que a todas horas están pitando, y el médico pasa dos veces por semana. Si tenemos que hacernos análisis, hay un autobús que nos baja a Sahagún y nos vuelve a traer a la hora de comer. Y, si quieres ir a León, por Sahagún pasan qué sé yo la de trenes”. 
De vuelta al caño, Antimio está esperando. “No hay plaza en la provincia de León como ésta. ¿Y el caño, qué? ¡Menudo caño! 95 metros tiene, y aquí hay una placa que recuerda al que lo hizo (Baudilio Tejerina). Cuando hiela, ahuma como los olmos en la hornilla. ¿Sabes ya cuál de los seis es el caño que da aguardiente?”.
Curiosamente un equipo de ESPAÑA DIRECTO se hizo eco de las palabras de Antimio, leyendo el periodico y decidieron hacernos una entrañable visita a nuestro querido y despoblado pueblo (Valdavilla...) desde ese dia Valdavida y sus vecinos fueron mundialmente conocidos por salir en televisión, DESCANSE EN PAZ ANTIMIO.



Saludos y FELIZ AÑO NUEVO A TOD@S LOS TEMPLETER@S



Instalaté en tu móvil o tablet la REVISTA DIGITAL de "El templete"

Entradas populares de este blog

Pendonada y feria medieval de Almanza

Peregrinacion pendonera a tierras salmantinas

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla