PEREGRINACION LEONESA A TIERRA SANTA Y JORDANIA VI

Continuamos con el viaje realizado en septiembre de 2009 tras el primer vuelo internacional del aeropuerto de León con 215 pasajeros (nacidos en Villacintor, 3, uno de Villamizar y otros muchos de los pueblos de las riberas del Esla y Cea)

CAPITULO-VI
DIA-5


Este día es el que más pronto nos levantamos a las cinco y media; partimos a las siete para hacer un recorrido a la luz del día por Aman. La capital Aman (los amonitas), es el lugar donde sucedió la historia bíblica de David y Goliat La ciudad ya tiene mucha vida, los niños y jóvenes todos con sus uniformes colegiales se dirigen a las escuelas y universidades, los zocos y mercados ya están en plena ebullición y el tráfico empieza a congestionarse. Aman esta coronado por la Ciudadela, una colina donde están las ruinas del Templo de Hércules, el Palacio Omeya y una iglesia bizantina. Al pie de la Ciudadela se asienta el teatro romano bien conservado y también se pueden ver restos arqueológicos de las diferentes culturas que pasaron por aquí como los otomanos. 

Un moderno y espectacular puente colgante entre dos colinas y pasamos junto al Palacio de los Reyes.

A la salida  pasamos junto a la  Embajada de los Estados Unidos, nos indican que no saquemos fotos porque tienen unas medidas de seguridad tan sofisticadas que se van a dar cuenta y  podemos tener problemas.



Vista panorámica de Aman

A 35 kilómetros de Aman  paramos en Mádaba mencionada en la Biblia y conocida como “la ciudad de los mosaicos”. La principal atracción de esta ciudad que tiene 60.000 habitantes de mayoría musulmana, es un maravilloso mapa mosaico bizantino procedente del siglo VI que representa Jerusalén  y toda la Tierra Santa. Está formado por dos millones de piezas y muestra con pulcra minuciosidad el Delta del  Nilo, el Monte Sinaí, el Mar Muerto, el mar Mediterraneo, el río Jordán,  Jericó y toda Jerusalén dibujada con exquisito detalle .Este mosaico del que una copia se puede ver en el exterior,  se encuentra en la Iglesia griega ortodoxa de San Jorge, que es sencilla pero bonita.

La mayor parte de Mádaba  es un parque arqueológico con cientos de mosaicos repartidos por iglesias y casas de toda la ciudad.


Seguidamente visitamos una fábrica de mosaicos y vemos como trabajan manualmente para realizarlos, se puede comprar desde una pequeña miniatura, hasta un cuadro, un plato o fabulosas mesas de todos los tamaños y dibujos. No son baratos pero te los envían a casa si lo deseas.



EL MONTE NEBO

 Salimos  de Mádaba  y a unos tres kilómetros se encuentra el Monte Nebo, sobresale por su altura (unos 1.300 metros sobre el nivel del Mar Muerto que esta a 400 bajo el nivel del Mediterraneo), es el lugar más venerado de Jordania, y el monumento al profeta  Moisés  donde presuntamente murió y fue enterrado (pero los arqueólogos no lo han encontrado). Desde una plataforma situada delante de la Iglesia  donde han puesto una cruz grande y  moderna de bronce con una serpiente enroscada (simulando el cayado de Moisés), que representa el sufrimiento y muerte de Jesús en la cruz y la serpiente que Moisés levantó en el desierto, disfrutamos de una espectacular vista del valle del Jordán y del Mar Muerto. Es la misma que Dios mostró a Moisés, con el fondo de la Tierra  Prometida,  pero jamás pudo llegar.

La panorámica que se observa si que es espectacular, el día es claro,  pero no parece que sea de una tierra  de la que fluye leche y miel según la Biblia.

Se dice que Jeremías ocultó aquí el Arca de la Alianza, la carpa y el altar del incienso  pero nadie los ha encontrado.

En esta cumbre se conserva en la Basílica, con partes del siglo VI, un mosaico bien conservado que representa escenas de caza y pastoreo, así como una amplia variedad de animales africanos.

Vista de la Tierra Prometida


Descendemos vertiginosamente hacia la tierra prometida, por una carretera que tiene un buen firme pero grandes desniveles, el paisaje es desértico con rocas blancas peladas que parece lunar y llegamos a las inmediaciones del Mar Muerto donde se encuentra la frontera para entrar de nuevo en Israel.

Aquí el paso es más rápido, a pesar de pasar cinco rigurosos controles,   tardamos una hora y media.


                                                               QUMRAN

Nos recogen de nuevo nuestros antiguos guías y nos dirigimos a las montañas del Qumrán.  Enseguida pasamos por las cercanías de Jericó (la ciudad de los dátiles), la primera ciudad conquistada por los israelitas al mando de Josué (sucesor de Moises), que hoy día  tiene18.000 habitantes y está situada a 360 metros bajo el nivel del mar. Es la ciudad más baja y antigua del mundo, según los arqueólogos, data desde hace 12.000 años. En Jericó está el Monasterio de San Gelasimo que según la tradición es el lugar donde José y Maria con el niño Jesús pasaron la primera noche en su huida a Egipto.

A 12  kilómetros están las montañas del Qumrán, al llegar entramos a comer en un amplio restaurante donde también hay una tienda de recuerdos, a parte de los religiosos, priman las caras cremas de belleza hechas con las sales del Mar Muerto.

Por la tarde vemos las cuevas donde aparecieron los famosos Rollos del Mar Muerto  y las ruinas donde te puedes hacer una idea de cómo vivan los esenios, autores de los mismos.

Los Esenios se cree que fueron unos judíos  descontentos con la situación religiosa dominante en Jerusalén en el siglo I a.d.c., (que había abandonado los caminos de Dios), se trasladaron a 35 kilómetros a las orillas del Mar Muerto y allí fundaron una comunidad de bienes con un régimen de vida muy disciplinado. Se dedicaban por completo al estudio y escribir copias de los textos sagrados sobre rollos de cuero, con una perfección total. Las mujeres no eran aceptadas  dentro de esta comunidad y algunos eruditos creen que San Juan Bautista pudo vivir con ellos cuando estuvo en el desierto.






 Después bajamos al Mar Muerto para bañarnos. La concentración de sal y minerales del  mar es del 35%, dentro no hay ningún tipo de vida y el agua no esta clara,  primero te embadurnas bien con el barro negro de la orilla (en casa tengo una muestra), y te puedes introducir lo hasta donde quieras que no te hundes, flotas. Al salir te duchas con agua dulce y te queda una piel finísima. Mucha gente no quiso disfrutar del baño, pienso que no se dieron cuenta de lo  que se perdieron.
 El nivel del Mar Muerto cada año desciende un metro, debido a la poca lluvia, escasa agua que recibe del Jordán y a la continua extracción de sal y minerales. Sus dimensiones son de 76 kilómetros de largo por 16 de ancho y una profundidad  media de 375 metros, en los últimos 50 años en algunos lugares la orilla ha retrocedido 600 metros. Sino  toman medidas, podemos calcular los años de vida que le quedan.

  



  A la puesta del sol, continuamos camino para dirigirnos al fin a  la ciudad más deseada por todos y de la que nos separaban solamente 35 kilómetros: Jerusalén. A la entrada nos señalan el lugar donde se conserva la posada del Buen Samaritano.


Llegada a Jerusalén

                                                         JERUSALEN


A  las 20 horas del quinto día, llegamos a Jerusalén, la ciudad de la Paz. La entrada fue  de una emoción extraordinaria (un sueño hecho realidad), llegamos todos  cantando:

           Que alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor,
           Ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén…..
            …………………………………………………………………
           
 Subimos a lo alto del  Monte de los Olivos y desde un mirador divisando toda la ciudad iluminada, donde nos obsequiaron  con una pequeña copa de madera de olivo con vino dulce, brindamos,  continuamos cantando,( con los ojos humedecidos  y la piel erizada),  rezamos  por nuestra llegada y por la paz en el mundo.

A continuación bajamos para  alojarnos  en el Hotel Moriah Gardens, a la entrada de Jerusalén., en un barrio donde hay muchos.

A la llegada vemos que en los patios de todos los hoteles se están celebrando bodas, me sorprende siendo miércoles, pero en seguida me doy cuenta de que los judíos son muy partidarios de los números de la Cábala y  es día  09-09-09.

A la entrada del Hotel hay un cartel dándonos bienvenida, entre dos grandes banderas de Israel y España.




Instalaté en tu móvil o tablet la REVISTA DIGITAL de "El templete"

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA REAL DEL MONTE RIOCAMBA DE VALDAVIDA Y CEA, PLEITOS Y AÑOS DORADOS

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla