El rey Felipe III de caza en Valdavida

Informa: Motri

FELIPE III DE VALDAVIDA
Lo prometido es deuda y hoy comparto el apasionante capítulo histórico que prometí al hilo del edificio de la Preceptoria de Valdavida.

Pues sí, vereis, aunque a veces hemos recordado capítulos tristes de Valdavida, también existieron dias felices y acontecimientos fabulosos, de gran importancia que quedaron para siempre en el recuerdo de sus vecinos ,como el que a continuacion os relato.....

Sucedió un frío día del 28 de enero de 1602, en el que por extrardionarias circustancias la historica villa de Valdavida recibió la real visita del Rey Felipe III de Austria, que se persono en Sahagún acompañado de la reina Margarita de Austria, con el proposito oculto de llevarse a El Escorial los sepulcros, tanto de Alfonso VI (curiosamente este rey también visitaba los montes del concejo de Valdavida para practicar su afición por la caza) como los de las reinas Inés, Constanza, Alberta y Zaida; tumbas de mármol blanco, cubiertas de pizarra negra, con tapices de Flandes y buenos festones con las armas de León y de Castilla, a los que hacían guardia leones grandes de alabastro.


A continuación os reproduzco el articulo publicado el 2 de Agosto de 1981 en El Diario de León por Máximo Cayón Waldaliso (curiosamente, abuelo de Pilar (nieta de Elautico) , actuales moradores y dueños de la vivienda de la antigua preceptoria de Valdavida")

El rey Felipe III de Valdavida

ESTABA entrado el siglo XVII. Y cumpliendo la promesa hecha a los leoneses, que se había dilatado por un año, el 18 de enero de 1 602 salió de su corte de Valladolid nuestro señor el rey don Felipe III 'El Piadoso" en viaje oficial a León.

 En el séquito real también figuraba su esposa, la reina doña Margarita de Austria, acompañando al regio matrimonio, entre otros magnates, el muy alto y poderoso señor don Francisco de Sandoval y Rojas, favorito del monarca, duque de Lerma y terrateniente de Valladolid. Todo un potentado

El rey de las Españas contaba entonces casi veinticuatro años de edad, nacido en Madrid el 14 de abril de 1578, siendo su padre Felipe II. Su madre. ya años fallecida, doña Ana de Austria, había sido la cuarta y última mujer, y además sobrina carnal, del citado don Felipe II. Por consiguiente, en el monar­ca reinante. Felipe III, incidía una situación familiar altamente curiosa. Nada menos la de ser primo carnal y prima segundo de su propio madre, y dos veces sobrino de su propio padre.

Doña Margarita de Austria tenía a la sazón dieciocho años. Su padre, el archiduque Carlos de Austria. La chica nació en Gratz en 1584, falleciendo tempranamente en El Escorìal. día 3 de octubre de 1611. Alli quedó enterrada con sus 27 juveniles años. Así es el escenario del gran teatro dal mundo. Cosas de la vida.

LA CORTE EN VALLADOLID

Ya hemos dicho que aquel viaje real hacia León tuvo su arrancada de Valladolid. Porque entonces la ciudad del Pisuerga era la capital de las Españas. El duque de Lerma. con sus manejos, se las habla arreglado para convencer al poco engallado Felipe III el traslado de la Corte desde las orillas del Manzanares a Valladolid. Y el de Lerma, hábil cortasano, pero da muy mediana capacidad para el gobierno, lo consiguió. Valladolid capital de España. 


Madrid. castillo famoso, fue tomada por las armas del ejército leonés por los dias de abril del año 931, yendo acaudillado por su propio rey Ramiro II. que fue un monarca de León de muchas campanillas. El moro le tenía mucho miedo. Digo también que Madrid registra los nombres de otros esforzado: monarcas. Pero no vamos a perdemos en la selva de la historia  Sigo diciendo que en 1561 el rey Felipe II, de tan incansable perseverancia, hizo de Madrid el centro del corazón y la capital de España. De todas las Españas, como se dacia antaño.
Pero el 11 de enerode 1601, apenas nacido el mencionado siglo XVII, nuestro señor Felipe III. que se mostró, dicho sea da pasomuy inferior a la misión histórica que le había correspondido, marchaba de su Corte de «los Madriles» para instalarse en la ciudad del Pisuerga. Y la Corte española estuvo en Valladolid hasta los finales del mes de febrero de 1606, cuando a causa de unos achaques el mismo monarca decidió por su propia cuenta volver a las riberas del calumniado Manzanares.

Cuenta Antonio de León Pinelo que en este medio tiempo, el despojado y abandonado Madrid quedó en creciente desolación y ruina. Veamos lo elocuente de este párrafo: «Madrid quedó da modo que, no sólo daban las casas da balde a quien las habitase, sino que pagaban inquilinos para que las tuviesen limpias y evitar su ruina y menoscabo.» ‘Y pensar que ahora
, señor conde, en nuestros días, el comprar o alquilar un piso, aquí en León mismo, es empresa descomunal hasta para los banqueros!

LOS REYES EN SAHAGÚN

Ibamos diciendo lo del viaje de Sus Majestades, que de Mayorga se fueron hasta Sahagún, para hacer parada y fonda. Sahagún, el histórico Sahagún. recibió a los Reyes con todos los pronunciamientos favorables, tirando, incluso, la casa por la ventana, como suele decirse, puesto que el clero, los monjes, el pueblo y el Ayuntamiento en pleno. además de los vecinos de otros muchos pueblos allí congregados con todo entusiasmo, se volcaron materialmente en agasajo de la comitiva regia.


En Sahagún, tierra leonesísima de muchos perendengues y donde está Sahagún viva León, la Corporación municipal fue tan hidalga. galante y generosa que hasta «ofreció la Reina trescientas cargas de trigo para Chapines». (Chínela muy Iujosamente bordada). 


Y la joven reina doña Margarita, quedando emocionada, casi lloró de agradecimiento. ¡Aqui somos asi, señora mía! Asimismo, en la villa de San Facundo, los regidores (concejales) de la capital, Don Lázaro de Quiñones y don Tristán de Obregón. besaron la mano a Sus Majestades y los dieron la bienvenida a tierra leonesa. Cumplieron muy bien con su encargo estos comisionadas.

Don Felipe y doña Margarita estuvieron, en total,cinco días en tierra de Sahagún, hospedados en el monasterio y el convento de Santa María Real de Trianos. Muchos personajes venían en la comitiva regia.

EL LUGAR DE VALDAVIDA

¿Quién iba a decir que en aquella memorable visita de los Reyes de España a León capital, el lugar de Valdavida quedaría registrado en la crónica del viaje real por una espacial circunstancia? 

No siempre hemos de hablar de las grandes villas o ciudades en estos desplazamientos regios. ¿Cómo iban a pensar los vecinos de Valdavida que su pueblo sería visitado por el mismo rey de España, don Felipe III?
Valdavida es un pueblecito de Villaselán, cuyo municipio, de poco más de 56 kilómetros cuadrados. se compone, además de los dichos, con los da Arcayos. Castroañe. Santa María del Río (Santamar, como dicen en aquellos contornos) y Villacerán. Digamos. para hacer idea. que dentro del actual siglo XX, Valdavida tenía 364 habitantes en 1920 y en 1970. por la despoblacìón del campo. reducidos a 228. Hoy debe tener muchísimos menos. Es la historia triste de nuestros días.

Tierras montiscas y de labor. A lo lejos, las aguas romanceras del Cea. hacia el Norte el Camba y al Oeste, más distante, el Valderaduey. Son ríos de historia. de guerras y cabalgadas. Pero entonces era una zona vastísima de mucha caza, de pelo y pluma. Campos lejanos (Valdavida a 97 kilómetros de León capital) muy propios para el ejercicio de la cinegética. de la monterla. Y sucedió que el rey Felipe III. durante su permanencia en Sahagún, siguiendo la tradición española de los reyes cazadores. sa desplazó el 28 da enero de 1602 hacia al Norte, aguas arriba del Cea. a probar fortuna cazadora por aquellos pos y por aquellas tierras montiscas, abundantes da piezas selváticas y comestibles. por supuesto. Un dia al aire libra en ejercicio físico.


Muy larga debió de ser aquella cacería real y muchos lances debió ofrecer en «cobrar» piezas cuando la noche se vino encima de la partida cazadora regia. Y como las sombras nocturnas en el campo son malas compañeras. el monarca. con todo su séquito decidió hacer noche en el lugar de Valdavida. El regreso a Sahagún sería al día siguiente. Y mire usted por cuanto, en Valdavida fue obsequiado con una cena y pernoctó en el pueblo humilde, lejano y acogedor, Como en un sueño.

Dice la referencia que seguimos que «por al paligra que habla an la tardanza», de Sahagún partió un correo. en poderoso y veloz caballo, para dar cuenta a Su Majestad que en la villa de San Facundo esperaba ser visitado por el obispo de León, don Juan Alonso de Moscoso, sobre ciertos negocios que afectaban a nuestro Cabildo Catedral. Y a la mañana siguiente, «partió el correo martes 29 do enero da Valdavida, lugar da este obispado, donde Su Majestad habla hecho noche».



Desde entonces Valdavìda incorporó e su lugareja historia la permanencia de un rey, Felipe III. ¡Un rey. nada menos! Un hecho insólito, portentoso. De cierto que en aquella memorable ocasión los vecinos quedarían pasmados por tan extraordinaria y altísima visita y sería vivo comentario para las sucesivas generaciones. Seguro.


CAMINO DE A LEÓN

De Valdavida, que celebra fiesta el primer domingo después del Corpus y tiene su parroquia dedicada a San Julián y Santa Basilisa (Arciprestazgo de Almanza), habla el señor Gómez Moreno en su catálogo. Y nosotros continuamos reflejando aquí que don Felipe y doña Margarita salieron de Sahagún el día 31 de enero y, al atardecer, por Mansilla, llegaron a León, aposentándose en el Real Convento de San Francisco, extramuros de la ciudad.

Este viaje tiene muchas cosas para contar. Paro hoy solamente hemos que destacar el hecho curioso que hemos referido. Que un remoto pueblecito leonés, Valdavida, ‘por extraordinarias circunstancias. haya sido durante unas horas mansión real. Es un suceso de mucha importancìa y da verdadero asombro, al menos antaño. para su vecindario. Esto, como quien dice. no ocurretodos los días. Es un acontecimiento fabuloso.


M. CAYON WALDALÍSO
LA HORA leonesa I



No quería despedirme sin dar las gracias a Elena García gracias a ella conseguimos la noticia y siempre colabora con nosotros en la búsqueda de reseñas sobre nuestro pueblo.

¡Saludos templeter@s!






RELACIONADOS:
El monasterio de Trianos, aposento real del rey Don Felipe III y su esposa Margarita en 1602, en su viaje a León para tomar posesión de su canongía en la catedral de León.

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla