Promonumenta denuncia hoy una ‘ruta de las ruinas’ de Cea a Grajal

Miembros de la asociación recorrerán los monumentos abandonados de esta zona.




Si las piedras hablaran, cuántas cosas contarían. Sobre todo aquellas que de alguna manera han abandonado su naturaleza inmóvil y se han convertido en memoria viva de nuestra historia: los monumentos. ¿Qué diría el castillo de Cea, con sus ventanas como ojos asombrados sobre el cerro? ¿O la iglesia de San Lorenzo de Sahagún? ¿Y la ermita de la Virgen de las Puertas de Grajal? Muchas cosas, pero sobre todo una: pedirían ayuda. El primero en ruinas, la segunda apuntalada, la tercera con un muro mirando hacia el suelo.

Para escuchar a estas piedran monumentales —porque ellas también hablan, a su manera— más de ochenta personas ligadas a la asociación Promonumenta realizarán hoy una ruta cultural y reivindicativa de Cea a Grajal, pasando por Sahagún. Durante el viaje recorrerán los monumentos más necesitados de atención y tomarán buena nota para reivindicar las actuaciones más urgentes.

La visita comenzará por la mañana en Cea donde, de la mano de la Plataforma por la defensa del castillo de Cea y el alcalde de esta pequeña localidad, Luis Mario Portugués, conocerán de primera mano el estado del castillo, que está muy dañado. «El castillo de Cea se va a caer y habría que tomar medidas para sujetarlo y evitar su deterioro. Son obras muy complicadas y desde el ayuntamiento no podemos acometerlas», suscribe Portugués.

En Cea también visitarán las iglesias de San Martín y Santa María y una gran casa solariega que perteneció a los señores de Modino. Este inmueble pertenece al Obispado y el ayuntamiento realizó algunas gestiones para adquirirlo, pero su precio resulta excesivo. La abandonada edificación tiene humedades y las ventanas rotas.

«El castillo está para caerse de un momento a otro y la casa solariega de los Modino también está en un estado ruinoso», ratifica María Trancón, responsable de redes sociales en Promonumenta y una de las personas que ha organizado esta ruta por el sureste de la provincia.


La iglesia de San Lorenzo de Sahagún, que se apoya en los maderos que la apuntalan como un cojo en sus muletas, es otra parada obligatoria en esta singular ‘ruta de las ruinas’. La situación del templo es especialmente vergonzosa porque lleva cerrado más de cuatro años tras el derrumbe de la capilla de Santa Lucía. La Junta de Castilla y León ha consignado en sus presupuestos para este año nada menos que 475.037 euros para su rehabilitación —la partida más importante destinada a restauración del patrimonio en toda la provincia—, pero aún no hay una previsión de comienzo de las obras, ya que el proceso de presentación de ofertas por parte de las empresas aún está abierto, según confirmó ayer la consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta.


«San Lorenzo está muy mal, ahí todavía no han hecho nada», se queja el presidente de Promonumenta,Marcelino Félix Fernández. Pero no todo van a ser miserias, ya que por lo menos los miembros de Promonumenta también podrán ver la importante restauración que se ha hecho en el santuario de la Peregrina.


La última estación en este viacrucis patrimonial será Grajal de Campos. La ermita de la Virgen de las Puertas es el monumento ‘enfermo’ más necesitado de tratamiento en esta localidad, tal y como denuncia su regidor, Francisco Espinosa. «Uno de los muros está en un estado precario, es lo que está peor».

Lo dice porque al menos el castillo de Grajal ha sido objeto en los últimos años de varias reparaciones que han permitido recuperar este curioso monumento, considerado el primer castillo artillero de España, así como el palacio renacentista de los Condes de Grajal.

Fuente: Diario de León



Instalaté en tu móvil o tablet la REVISTA DIGITAL de "El templete"

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla