Bomberos de la Diputación de Palencia sofocan un incendio en la biblioteca de Sahagún

El incendio de la biblioteca de Sahagún provocó numerosos daños materiales y evidencia una vez más la falta de parques comarcales de bomberos en la provincia de León

En el momento del fuego en el interior de la biblioteca se encontraban varios alumnos asistiendo a una clase de guitarra, la encargada de la biblioteca y varios usuarios que lograron abandonar las instalaciones inmediatamente por lo que no hubo que lamentar daños personales. La causa del fuego fue probablemente una estufa eléctrica

El agente municipal dio la voz de alarma para que acudieran los bomberos de Palencia. Empleados municipales trataron de intervenir en un primer momento sin éxito debido a la escasez de medios en materia de incendios del Ayuntamiento de Sahagún. El municipio, cabeza comarcal, no cuenta con bomberos ni equipos de respiración, tan sólo un vetusto camión con multitud de achaques 

La rápida actuación de los bomberos de los parques comarcales de la provincia de Palencia ( Villada, Saldaña y Paredes de Nava) fue crucial para evitar una catástrofe mayor en el edificio. Este hecho no se produce hoy por primera vez en la provincia de León, el pasado 5 de novimbre los bomberos de Villada y Saldaña ya tuvieron que acudir a un incendio en Arenillas de Valderaduey debido al abandono en el que se encuentran los pueblos de la provincia de León.


Se constata que en la provincia de León el servicio de bomberos para incendios urbanos es un grave despropósito que nadie soluciona a pesar del goteo continuo de siniestros a los que no se presta un auxilio adecuado 


COMPARACIONES ODIOSAS:


León es la provincia más extensa de la Comunidad y orográficamente la más compleja, con poblaciones a una hora y media de distancia de los parques de la capital y Ponferrada, los únicos existentes. La vecina provincia de Palencia, menos extensa y con 330.000 habitantes menos, dispone nada menos que de 11 parques comarcales de bomberos más el de la capital provincial. Todos ellos dotados completamente de material moderno y actualizado, además de personal competente
A día de hoy no existe en León ni un sólo parque comarcal, y lo que es peor, tampoco ninguna previsión ni de la Junta ni de la Diputación para hacer realidad sus respectivos compromisos en sus propias leyes.

¿Cómo tiene la Diputación de Palencia organizado el servicio de actuación y prevención de incendios? Un servicio que funciona:

Dada la configuración geográfica de la provincia se ha estructurado el Servicio en once comarcas, cada una de ellas atendida por un Parque Comarcal que tiene su ubicación en una población de cierta importancia y que coincide aproximadamente con el centro de dicha comarca. Estos son: Guardo, Cervera, Aguilar, Saldaña, Herrera, Villada, Paredes de Nava, Frómista, Ampudia, Venta de Baños y Baltanás.

Así mismo se tiene establecido un Convenio con el Ayuntamiento de Palencia para el uso del parque de bomberos municipal en aquellos casos en que las dimensiones del siniestro excedan la capacidad del parque comarcal correspondiente o así se considere por motivos de rapidez.


Funcionamiento: La Diputación ha firmado un Convenio de colaboración con los Ayuntamientos donde se encuentran localizados los Parques Comarcales para que extiendan el Servicio a todos los municipios de la comarca, debiendo adherirse los mencionados municipios a dicho convenio.
Para mayor efectividad ante un siniestro se contempla la figura del Coordinador de Parques de Bomberos cuyas funciones son: 
  •  Coordinación técnica de las actuaciones de los distintos Parques. 
  •  Impartición de formación a los bomberos voluntarios. 
  •  Colaboración técnica ante siniestros que exijan la actuación conjunta con otras administraciones. 
  •  Presencia en siniestros que por su gravedad exijan su actuación. 
  •  Verificación y control del material de los Parques y de los vehículos. 
Además se dota de equipos de primera intervención (motobombas, mangueras, codos, ) a todos los municipios a través de subvenciones.

Diputación de León, Junta de Castilla y León, Ayuntamientos, que alguien tome nota de una vez

Toda la red de extinción en todas las provincias depende de la Diputación, aunque para personal, parques, vehículos y hasta cursos y formación el dinero ha surgido en gran medida de la Junta de Castilla y León. Y la crisis y los recortes presupuestarios no parecen ser el problema. Uno de los últimos parques de bomberos construidos nuevos en la Comunidad fue el de Ciudad Rodrigo (Salamanca), hace apenas 13 meses. Costó 554.000 euros, de los que la Junta puso 150.000 euros, la Diputación 350.000 euros y la Mancomunidad 50.000 euros más.

Si bien la Junta de Castilla y León siempre ha llevado el grueso de la inversión para abrir parques o comprar camiones autombomba, también todas las diputaciones han puesto sus aportaciones. La media dicta que las diputaciones pagaban entre el 15 y el 30% de la inversión y los ayuntamientos o mancomunidades del lugar donde se ejecutaban no más de un 10%, por término general.




14 años de planes incumplidos

Y lo que sí es habitual es que la red de parques, personal incluido, no sólo dependa de la Diputación sino que estén bajo el paraguas del Plan Provincial de Protección Civil. Pero en el caso de León, ese plan data de 2001 (hace 13 años ya) y jamás se ha desarrollado ni activado por ningún incendio. Ese plan leonés, que la Junta validó en 2004 (hace 10 años), establecía un primer parque en la zona de Astorga-La Bañeza, del que nada se sabe...


Entradas populares de este blog