Valdavida tiene un nuevo himno

Informa: +Raúl Pampu

Este verano he tenido la indescriptible sensación de ver el efecto que iba teniendo una canción que con gusto e ilusión me aventuré a escribir para el pueblo de Valdavida (León).


El caso es al llegar al pueblo de Valdavida el año pasado, hubo varios vecinos que me ofrecieron escribir una canción para el pueblo y para cuando saliesen en las concentraciones de los pendones. Me encontré con un encargo de dimensiones catedralíceas. ¡Escribir unas palabras que identificasen al pueblo! Temeroso y aún sorprendido de lo que supondría, como dírían en el MUS un "órdago a la grande" decidí echarme para adelante y lo acepté. Tenía que escribir unas letras que incluyesen al pendón del pueblo pero tenía que hablar del pueblo: sus montes, sus gentes, sus costumbres, sus fuentes..., que hablase de Valdavida…¡y con música! y claro, si era posible, ¡¡que gustase!!

Sólo acierto a expresar mis sentimientos con palabras, a daros gracias a todos los que la habéis escuchado y por el acogimiento que va teniendo por parte de todos.

A los que no la habéis escuchado, espero que os guste:



Para el pueblo de Valdavida ¡VIVA VALDAVIDA!

ESENCIA DE VALDAVIDA (Jota)
 (Letra y música: Raúl Pampu)

En el este de León,
de cumbres a medio andar,
en plena Tierra de Campos
un camino vecinal
conduce a un pueblo de tantos 
pero que no tiene igual.


En la cuesta de la entrada,
en la iglesia parroquial,
el pendón y los patrones 
de las gentes del lugar:
estandarte y protectores
hallan albergue y altar.


Con el pendón hondeando en el cielo,
con el alma alegre y unida,
va nuestra voz pregonando orgullosa
la esencia de Valdavida.


Llevan por doquier sus calles 
al inagotable caño
que alberga su hermosa plaza,
que eterno mana de antaño
agua cual "fuente de vida"
que enlozana a sus paisanos.


Camino, pista o sendero
se adentran en Las Linares,
en las eras o en los montes
donde a gentes y animales,
la sed que dan sus labores
sacian ricos manantiales.


Con el pendón hondeando en el cielo,
con el alma alegre y unida,
va nuestra voz pregonando orgullosa
la esencia de Valdavida.


Sus fiestas, sus tradiciones, 
sus estaciones del año,
a nativo y forastero
atraen por sus encantos
y en casa y como en su casa
se hace que se encuentren ambos.


Con el pendón hondeando en el cielo,
con el alma alegre y unida,
va nuestra voz pregonando orgullosa
la esencia de Valdavida.


(bis, repite todo el estribillo)

                                                                       Raúl Pampu







Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla