Cota 1080, una gran idea para RIAÑO

Informa: Riaño Vive
¿Qué es Cota 1080?

Cota 1080 (Puente Pedrosa-Puente Torteros) por el momento es solo una idea lanzada por un grupo de entusiastas preocupados y dispuestos a trabajar en ella desinteresadamente. Será irremediablemente buena para los de “arriba del muro” del pantano y también para los de “abajo del pantano”.

Se trata de bajar la actual cota máxima del pantano, de 1.100 a 1080 m. de altitud, para recuperar entre 8 y 10 km2 de territorio y más de 20 Km, de rivera, dejando reutilizables los antiguos puentes de Pedrosa y de Torteros.

Con el Puente de Pedrosa se recuperará una más eficiente conexión entre la Montaña (Riaño y Boca de Huérgano) y el Alto Cea (Prioro y Tejerina), mientras que el Puente de Torteros recuperará la conexión entre los puertos de Tarna y Pontón uniendo de nuevo los valles del río Esla (Burón) y del Orza (Vegacerneja)

La cota 1080 igualará la capacidad del pantano de Riaño a los de Barrios de Luna y Porma. Cota 1080 es ya algo mas que una idea. El comienzo, que con tu ayuda convertiremos en un sólido e ilusionante proyecto que servirá de base para el relanzamiento de toda la Montaña Oriental de León. Entre todos CALDERO A CALDERO, empujaremos hasta conseguirlo.

Una iniciativa surgida en la Montaña Oriental Leonesa, la antigua Montaña de Vadinia, con el objetivo de dar comienzo la Restauración de sus Valles anegados. Recuperar una parte importante del territorio que hoy está bajo las aguas y lodos, que significará además, recuperar también un poco de la Dignidad y la Esperanza en esta Comarca leonesa de alta montaña que hoy se encuentra en estado terminal debido al cierre de minas y a la consumación, ahora hace 25 años, del errado pantano de Riaño.

Hace solo 50 años, su pujanza económica y nivel cultural la convirtieron en el referente para toda la Montaña Española. Cistierna ensombrecía económica y poblacionalmente a los pueblos cabecera de comarcas cercanas. Los mismos que hoy la duplican: Guardo, Potes y Cangas de Onís. A la pujanza de Cistierna se unía la de la Montaña de Riaño, referencia de gran potencial de desarrollo turístico (Parador Nacional, campings, caza y pesca), ganadero y cultural a nivel Nacional.

En 1987 el cierre del pantano de Riaño anegó los principales valles y nueve pueblos centrales de la Comarca, incluido Riaño, y supuso la diáspora de mas de 3.000 personas, preludio de otras, dejándola sumida en un desierto poblacional (2,5h/km2, frente a los 15 y hasta 25h/km2 de comarcas vecinas), empobrecida (20 puntos por debajo de Comarcas vecinas), y sin territorio, sin sus mejores valles que son su mejor potencial. Hoy se ha perdido la minería, buena parte del el turismo, del Patrimonio, y la ganadería se encuentra diezmada. De no cambiar los condicionantes, la situación de la Montaña será imposible de reconducir.
© Paco Paredes

En eso estamos. Un gran condicionante es la escasez de territorio óptimo para no solo la actividad económica sino para el normal desarrollo de los pueblos, actualmente truncado. Los mejores y centrales valles están anegados por el pantano y el resto del territorio permanece casi improductivo debido a las limitaciones (no exentas de conflictos) impuestas por los Parques Nacional y Regional o está en manos de Compañías Eléctricas para sus redes de baja, media o Alta Tensión. RECUPERAR el territorio es el primer eslabón para la recuperación económica, cultural y poblacional de toda la Montaña.

Mas que hartos de las "Razones de Interés General"; que llevan casi 50 años apretando muy duro la soga que nos pusieron al cuello, vamos a empezar a aflojarla y de paso, recuperar el oxigeno que nos devuelva la salud de las aguas, la cohesión comarcal y la fe en un Futuro.

FUENTE: RIAÑO VIVE

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla