Concilio Ovetense celebrado en Coyanza, hoy Valencia de Don Juan, en el año de 1050

España Sa. Trat. LXXIV. Cap. II:
Coyanza,Valencia de Campos, Valencia de León, y Valencia de Don Juan
Castillo de los Acuña....FOTO: Mariano
En el tomo precedente pag. 257 escribí, que el grande y piadoso Rey Don Alonso III, queriendo ennoblecer y ampliar la Sede Episcopal de Oviedo , por estar en su corte, y por ser en aquel tiempo metrópoli de todas las Sedes de su reyno, la hizo una muy copiosa donación, ofreciéndola no solo un crecido número de Iglesias, Monasterios, y heredades dentro de la región de Asturias, sino también tantas y tan dilatadas posesiones fuera de ella, que bastaban para establecer y dotar otros Obispados, como se puede ver en Hh2 en el privilegio del referido Príncipe, que publiqué en el Tomo citado Pág. 329 núm. X. , de sus Apend.

Entre los pueblos, cuyos nombres se expresan en este instrumento, se lee repetido tres veces el antiguo y célebre Coyanza, en cuyo territorio y comarca estaba la villa de San Millan, llamada en tiempos anteriores Santosmedianos, y otras muchas heredades que el glorioso Rey ofrece a la Catedral de Oviedo, dándola también las Iglesias del Salvador, y de Santa María, y las demás que estaban dentro y fuera de Coyanza, con todos los bienes que poseían.

La Diócesis de Oviedo ha retenido constantemente baxo su jurisdicción el expresado territorio desde el año de 905 en que se le concedió, hasta el tiempo presente, sin embargo de haberse perdido otros muchos que se adjudicaron a las Sedes Episcopales, a las quales pertenecieron antes de su ruina por la irrupción de los Arabes.

El derecho que en virtud de la referida donación tiene este Obispado al territorio de Coyanza, engañó a Mariana en órden a la situación de este pueblo, persuadiéndose que estaba en tierras de Oviedo, donde la coloca, escibiendo sobre el año de 1050. Siguió la autoridad de este escritor Felipe Ferrario, que en su Diccionario geográfico ilustrado, y aumentado por Baudran, dice así:

Coyanza teste Mariana oppidum olim, nuinc pagus Hispanice tarraconensis in finibus Asturum opud ovetum Urbem in ejus agro.

La cual equivocación es mas digna de extrañarse en el docto Mariana, siendo constante en todos los escritores de nuestra nación que Coyanza tiene su sitio no en la región de los Astures, que se dixeron Transmontanos, y retienen hoy este nombre, sino en la de los Augustanos, que se extendían desde las montañas de León, hasta el río Duero, en cuyo territorio está el expresado pueblo entre León y Benavente, a igual distancia de estas insignes poblaciones.


www.paislliones.com...Foto: Seminario de los Agustinos

Ignórase la antigüedad de Coyanza; pero ella es tal que no hay memoria de su fundación. La primera noticia que encuentro de este pueblo está en el cronicón
Catálogo de los Obispos de Oviedo. Alonso.

De Idacio que comienza de el año 379, y acaba en el de 469. Sábese por el testimonio de este antiguo escritor, que quando entraron los Godos en España era plaza tan fortificada, que habiendo entrado el Rey Theodorico en estas provincias, y apoderándose de famosas ciudades, como fueron Braga, Astorga, y Palencia, solo el castillo de Coyanza hizo tal resistencia, que frustradas las esperanzas de los que le sitiaron, se vieron estos forzados a desamparar el sitio, y vover a la Galia, de donde habían salido con el fin de combatir a los Suevos.(I)

En los tiempos siguientes fue destruido varias veces, y en especial en la irrupción de los Árabes, quando entraron en España, y en la de Almanzor quando se dirigió contra la ciudad de León, para cuya conquista, que fue por los años de 996, abrió la puerta en los anteriores, tomando las plazas que eran como llave, para entrar en el territorio de León. Sin embargo de estas ruinas permanecía este pueblo en el reynado de Don Fernando I., que en el año de 1050 celebró el Concilio de que pretendo tratar ahora.

En el siglo siguiente tuvo Coyanza la felicidad de restaurarse, y poblarse por el Rey Don Fernando II., de quien escribe el Tudense que pobló en Extremadura a Ciudad Rodrigo, y Ledesma; y en la tierra que se llamaba Transierra, y es la que está de esta parte del puerto de Guadarrama, a Granada: en el territorio de Zamora a Castrotoraz, y en tierra de León a Mayorga, Benavente, Mansilla, Villalpando, y Coyanza.

Pocos años después se apoderó de esta villa Don Alonso VIII., en las guerras que tuvo contra su primo el Rey de León del mismo nombre.(2)

(1) Unum Coyacense castrum tricessimo de Asturica milliario a Gothis diutino certamine fatigatum auxilio Dei hostibus 8 obsistis, 8 prevalet: quan plurimis ex corum manu interfectis, reliqui reveriuntur ad Gallias.

(2) Post hec etiam habuit discordiam cun Rege Adephonso Legionensi, 8 cepit castrum Ardon, 8 Coyanza, castrum Viride,8

En principios del siglo XIII., se mudó el nombre de Coyanza en el de Valencia, con el que se expresa ya en los tratados de paz celebrados en el año de 1206 entre los Reyes Don Alonso VIII., de Castilla, y el IX de León, los quales copié de la escritura original: que existe en el archivo de la santa Iglesia de León, y publiqué en el Apéndice LXII. Del Tomo XXXVI. El Tudense le llama con el mismo nombre, quando trata del casamiento del Rey Don Alonso de León con Doña Berenguela, diciendo que la dio en dote las torres de León, Astorga, Valencia y treinta castillos. El Arzobispo Don Rodrigo usa también del referido nombre, como adjudicado cerca de su tiempo a Coyanza. (I)

Populavit etiam (Ferdinandus) Letesman in territorio Salmantino, 8 Granatum in territorio Cauriensi, Beneventum, 8 Coyancam, que nunc Valentia dicitur, in Diocesi Ovetensi, Villarepandum, Mansellam, 8 Mayoricam in Diocesis Legionensis, castrum Toraph in Diocesi Zamorensi. Lib. VII: de Reb. Hisp. Cap. 19.

En los tiempos siguientes se llamó Valencia de Campos, Valencia de León, y Valencia de Don Juan.


El río Esla en Valencia de Don Juan...Foto: OLEGARIO

Este último nombre han creído algunos que la viene del Infante Don Juan de Portugal,
Hermano de Don Dionis, en lo qual se equivocan ciertamente, pues lo tuvo mucho ántes por el Infante Don Juan hijo de Don Alonso el Sábio, y señor de esta villa. En el archivo de León he hallado algunas memorias del hijo de este Infante, que se llamó Don Alonso de Valencia, tomando este apellido de la villa que había heredado de su padre Don Juan de donde viene el origen de la nobilísima casa de Valencia. Entre las memorias que leí en el referido archivo del Infante Don Alonso de Valencia, es de haber dexado al cabildo diez mil maravedís para su aniversario, con los quales se labró un lienzo del claustro, donde están puestas sus armas. Murió según el Kalendario de la misma Iglesia, en la Era 1354, año de 1316.

La mayor grandeza y felicidad de la villa de Coyanza consiste en haberse celebrado en ella un Concilio en el siglo XI., para reforma de los Eclesiásticos y gente del pueblo, cuyas costumbres se habían relaxado con el motivo de las irrupciones de los Árabes en el reyno de León; y de las guerras que para echarlos de él tuvieron en los años anteriores al de 1050 enque se celebró.

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA REAL DEL MONTE RIOCAMBA DE VALDAVIDA Y CEA, PLEITOS Y AÑOS DORADOS