Ir al contenido principal

ASAJA exigirá que los regadios de Payuelos lleguen de una vez al pie de finca

Catarata de Villamartín de Don Sancho
Desembocadura del Canal Alto Payuelos en el Río Cea
FOTO: Margarita Carrera
La organización agraria de jóvenes agricultores hace campaña con la reivindicación de los regadíos para León Este

En el marco de la campaña de las elecciones agrarias del próximo 2 de diciembre, los dirigentes de ASAJA visitaron el día 19 la sede de la comunidad de Regantes de Payuelos en Sahagún donde les recibieron el presidente de la Comunidad y el del Sindicato de Riegos, Jorge Álvarez Gago y José Ignacio Álvarez de Prado, respectivamente.

ASAJA ha manifestado todo el apoyo a los representantes de los regantes en su reivindicación de exigir las inversiones necesarias para acometer las obras de desarrollo de los regadíos que al día de hoy siguen pendientes después de que se cerrara el muro del embalse de Riaño hace veinticinco años


Reconociendo que se está ejecutando la segunda fase del Canal Bajo de Payuelos adjudicada en 80 millones de euros (un canal que únicamente sirve para llevar agua del río Esla al río Cea si no se desarrollan los regadíos), ASAJA quiere recordar que del área regable de esta Comunidad únicamente se han hecho las obras para llevar el agua a pie de finca en 6.400 hectáreas del denominado Ramal Esla, y que no se ha avanzado nada en los denominados Ramal Centro y Ramal Cea ni por supuesto en los regadíos que dependerán del Canal Bajo ahora en ejecución.

La organización agraria exigirá al Gobierno y a la Junta la inmediata publicación del Plan Coordinado de Obras y dotación presupuestaria para comenzar el desarrollo de las 32.840 hectáreas pendientes –el 84%- de una superficie comprometida de 39.240 hectáreas. Las obras consisten en instalar tuberías hasta pie de finca, estaciones de bombeo y presión, acometer desagües y ejecutar cientos de kilómetros de caminos rurales.
También ha pedido también a la Junta que ponga a funcionar la perezosa maquinaria burocrática y que entregue ya los títulos de propiedad de las fincas de concentración parcelaria de esta zona regable, cuya ocupación provisional de los regantes es de octubre de 2005. Las 18.700 parcelas de 11.500 propietarios, en una superficie total de 61.800 hectáreas, no figuran todavía en documento público, es decir, no tienen título de propiedad, no están inscritas en el Registro y por lo tanto hay todo tipo de problemas para heredar, vender, construir en ellas naves agroganaderas, instalar sistemas de riego o ponerlas como garantía en las operaciones de crédito. Atender esta petición de los agricultores no cuesta dinero, es cuestión de gestionar adecuadamente los recursos humanos de la administración ahora que, por la falta de presupuesto, no hay otras tareas de las que ocuparse.

RELACIONADOS:




Si tienes Tablet, Android, iPad o iPhone
disfruta GRATIS de nuestra REVISTA DIGITAL

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla