Campaña de recogida de firmas para un nuevo juicio

FUENTE: LA CRÓNICA DE LEÓN

Recogen firmas y piden otro juicio por el accidente en el que murieron dos jóvenes

El expediente permaneció parado durante nueve meses y el conductor fue absuelto al haber prescrito los hechos.

María Jesús Barreiro, Marti Buiza y Pilar Castrillo, progenitores de las dos jóvenes residentes en Sahagún que fallecieron en un accidente de circulación en septiembre de 2007 (Ana Isabel, de 22 de edad y Sara, de 18 años de edad) han iniciado una campaña de recogida de firmas con el fin de que la Justicia condene al conductor del coche en el que viajaban las dos chicas, que admitió que conducía a 140 kilómetros por la vía donde se produjo el siniestro, una salida de la autopista Camino de Santiago con límite establecido en 80.

Se hace necesario recordar que, el pasado mes de enero, el Juzgado de Instrucción número 4 de León absolvía al conductor del vehículo en el que viajaban las fallecidas –otro joven de la localidad de Sahagún– después de que el caso permaneciese parado en la Audiencia más de nueves meses, según reconocía el propio fallo judicial. Además, en un primer momento, las familias quisieron llevar el caso por la vía penal dada la gravedad del suceso. Sin embargo, el juzgado desestimó la querella convirtiendo el proceso finalmente en un juicio de faltas.


Los pliegos de firmas se han repartido por buena parte de los establecimientos y negocios de la villa y también han viajado hasta el norte del país, “País Vasco, Asturias, Galicia, otras provincias de la comunidad e incluso Madrid. Agradecemos sincera y profundamente el apoyo recibido por todos”, manifiesta la madre de Sara González, Pilar Castrillo. “También queremos agradecer públicamente el apoyo recibido por parte de la Asociación Stop Accidentes del País Vasco, por la gran labor que hacen. Les debemos mucho”, apostillan los padres de Ana Isabel.


Durante el juicio de faltas que se celebró el pasado 10 de enero, el conductor del coche que tuvo el accidente en septiembre de 2007 reconoció que conducía en torno a los 140 kilómetros hora en una vía cuyo límite es de 80. El agente de la Guardia Civil que levantó el atestado aseguró entonces que la velocidad “oscilaría entre los 170 y 180”, una declaración que compartió el copiloto del vehículo siniestrado y quien añadió, además, que las jóvenes habían pedido al conductor que fuese más despacio en reiteradas ocasiones.

“A preguntas de nuestro abogado el conductor reconoció que había sido suspendido por dos veces del carné de conducir”, añaden los padres de Ana Isabel. El fiscal pedía 600 euros de multa y la retirada del carné de conducir durante un año, mientras que la acusación reclamaba 1.200 euros y un año sin permiso. Para las dos familias denunciantes, el juicio llevado a cabo se puede considerar “una farsa” de ahí que inicien ahora su particular batalla. 

Aquí teneis disponible la hoja de firmas:

 Carta de Maria Jesús:

 


Síguenos en: 
sigue guiadelocio.com en facebook sigue guiadelocio.com en twitter

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla