La Trashumancia ‘pierde’ las ovejas pero mantiene su esencia pastoril


La prevención sanitaria no restó brillo a la cita, avalada con una gran asistencia

La localidad de Prioro celebró ayer la XVIII edición de la popular Fiesta de la Trashumancia aunque en este año los rebaños de ovejas, protagonistas de la cita, no llegaron a la localidad como prevención sanitaria ante un posible brote de brucelosis -también llamada fiebre malta-.




Esta situación no impidió que la jornada se desarrollará con normalidad y con un ambiente festivo en Prioro, caracterizado por las flores en el ojal y la música de tambor y dulzaina en cada rincón.
El alcalde,Francisco Escanciano, aseguró que aunque este año ha faltado el tradicional rebaño “ha venido mucha gente y seguimos manteniendo la esencia de esta fiesta y la apuesta por las tradiciones como el esquileo de ovejas, el herraje, los caballos, la exhibición de mastines, o la lucha leonesa”.Asimismo, hizo hincapié en que esta cita es un acontecimiento que sirve para dar a conocer y promocionar la comarca.
Durante el recorrido por la muestra el regidor estuvo acompañado por alcaldes de municipios cercanos como el de Puebla de Lillo, Pedro Vicente Sánchez, y el de Prado de la Guzpeña, Casiano Álvarez.
La cita contó con la tradicional feria artesanal con productos de la comarca, así como la carpa habilitada para la típica comida pastoril. Otros atractivos fueron la muestra de perros mastín o el concurso de siega con guadaña.

Fuente: Diario de León.

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla