El pedrisco del Domingo arrasó con los cultivos de LEÓN ESTE

Según las primeras estimaciones, al menos un total de 1.200 hectáreas de cultivos han resultado dañadas con las tormentas del 3 de Julio donde se llegaron a registrar 55 litro por metro cuadrado

Los agricultores esperan ahora las compensaciones del seguro contra pedrisco e incendios
El alto número de fuertes granizadas que cada año se registran en la provincia leonesa (15 el pasado año) hace que la mayor parte de los campesinos cuenten con este seguro para afrontar situaciones de este tipo.


ASAJA ha atendido ayer y hoy decenas de llamadas y visitas de agricultores en las oficinas de León, Sahagún y Valencia de Don Juan, para formalizar los partes de siniestro. Al abarcar la zona de tormentas una superficie agrícola tan amplia, es imposible hacer una valoración de hectáreas afectadas y repercusión económica, por lo que habrá que esperar a que Agroseguro reciba la totalidad de partes de siniestro y haga las peritaciones.

“los cereales estaban a punto de ser cortados, con lo cual el daño es muy importante, el maíz estaba espigando, luego la remolacha se tiene que regenerar toda la hoja, y las alubias que pueden darse prácticamente por perdidas” Matías Llorente, Secretario general del sindicato agrario Ugal-Upa


 ¿Cosechar o no cosechar sin peritar? Esa es la cuestión...


La mayoría de las tormentas que han causado daños en los cultivos agrícolas de la provincia de León, la última la que tuvo lugar en la tarde del pasado domingo, se han producido en la margen izquierda del río Esla, por lo tanto en las comarcas agrícolas de Esla –Campos y Sahagún, según ha constatado la organización agraria ASAJA que gestiona una cuarta parte de los seguros agrarios de la provincia. Han sido hasta ahora dos meses, desde primeros de mayo, de inestabilidad atmosférica que ha ocasionado decenas de fenómenos tormentosos de lluvia torrencial y granizo, localizados y no generalizados, que han ocasionado daños en los cultivos. Estos daños han dependido más del estado fenológico en el que se encontraban los cultivos, que de la fuerza del fenómeno tormentoso, es decir, los daños han sido mayores en las últimas fechas cuando los cultivos están ya en fase de recolección (cereales de invierno) o en estado más avanzado de desarrollo (maíz, alubias, remolacha, lúpulo,..).

Para todos los cultivos agrícolas de la provincia, y para la contingencia de granizo y lluvia torrencial, hay líneas de seguro auxiliadas con subvención oficial, pero el grado de aseguramiento no siempre es el deseado, a pesar de las campañas de información y sensibilización de ASAJA y otras organizaciones agrarias. Así, en cereales de invierno (trigo, cebada, avena y centeno) se asegura una media cada año en la provincia del 85 por ciento de la superficie cultivable, de maíz el 30 por ciento, de remolacha escasamente el 20 por ciento, el nivel de aseguramiento del viñedo es testimonial y por el contrario los porcentajes de seguros en lúpulo y frutales son muy altos. El pasado 30 de junio finalizó el plazo para la última línea de seguros agrarios que quedaba abierta, la correspondiente al maíz. Aunque todavía no hay datos oficiales, ASAJA considera que este año se pueden haber alcanzado las mejores cifras de aseguramiento de los cultivos en la provincia, y ello debido a la amenaza constante de tormentas desde mitad de primavera y a unas razonables perspectivas de cosecha.

ASAJA espera que la compañía Agroseguro disponga de los suficientes peritos en la provincia para valorar los daños de una forma inmediata, una vez que en estos primeros días de la semana queden dados todos los partes de siniestro, y que así el agricultor pueda empezar cuanto antes a recoger el cereal para evitar nuevas pérdidas.

FUENTE: ASAJA Y LA CRÓNICA DE LEÓN

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla