El megataladro se traslada a ALMANZA para perforar hasta los 4000 metros de profundidad

Sigue la fiebre del Almacenamiento de CO2, ahora en Almanza

La eléctrica Endesa continúa con sus exploraciones para construir una mina de CO2 en la ribera del río Cea. La segunda prospección se sitúa muy cerca de Almanza.

El proyecto para enterrar CO2 bajo las tierras de la ribera del río Cea sigue su curso y afronta su segunda localización

Tras haber pasado por Villacalabuey. En esta ocasión las perforaciones se localizan muy cerca de Almanza, en dirección a Sahagún, y la pretensión es poder hacer un pozo que alcance una profundidad de más de 4.000 metros. Aparte de estas dos localizaciones faltarían otros dos lugares concretos en los que hacer el sondeo, que permanencen de momento en secreto (se especula con Celada y Gordaliza).
El proyecto de Endesa, para el que ha contratado a la multinacional texana Weatherford, una de las mayores proveedoras mundiales de servicios para el sector petrolífero y de gas natural, consiguió autorización de la Junta de Castilla y León para ver la viabilidad de crear una mina de CO2 en la zona este de la provincia leonesa. El proyecto sería la continuación de las investigaciones científicas de la Ciuden de Ponferrada, centradas en la tecnología y viabilidad de capturar CO2 para enterrarlo. Se busca concretamente lugares, bajo tierra, donde poder almacenar el CO2 para lo que tienen que ser lo suficientemente amplios como para rentabilizar la inversión y además cumplir con los requisitos técnicos para que el CO2 no vuelva a la atmósfera, buscando por ello una composición de piedra concreta que hace viable la mina de CO2.

Los sondeos los realiza una multinacional petrolífera y trabajan 24 horas
Estos pozos de CO2 trabajan 24 horas al día de forma intensiva hasta lograr su objetivo de perforación. De hecho la mayoría de los trabajadores son extranjeros (entre los que hay rumanos, estadounidenses y suecos) y expertos en perforaciones para la industria petrolífera. 

Los trabajadores lo hacen en un sistema de turnos aplicado en plataformas petrolíferas, que consiste en vivir "in situ", en barracones instalados al lado del pozo, y con jornadas de 30 días seguidos con otro mes de descanso hasta la vuelta al pozo.




Los sueldos que se pagan al personal especializado desplazado rozarían los 120.000 euros anuales, siendo muy superior en el caso de los ingenieros jefes.

La inversión realizada en cada uno de los sondeos es muy elevada, dado el interés estratégico que el proyecto puede tener para Endesa, y entre los vecinos de la zona surgen las dudas por el secretismo con el que lleva toda la operación Endesa ¿cuánto dinero hay en juego? ¿qué beneficios obtendrán los pueblos que acojan los sumideros y aquellos debajo de los que se inyecte el CO2?

El complejo mundo de los derechos de carbono

Endesa se podría ahorrar decenas de millones de euros si la mina fuese viable

La clave de toda la operación acaba de consolidarse en la reciente cumbre del clima de Durban: la captura y almacenamiento de CO2 (CAC) va a ser considerada como mecanismo de desarrollo limpio (MDL), lo que generará créditos de CO2. Desde la propia cumbre se felicitaban por el acuerdo, pero se hablaba de un horizonte de 5 a 10 años para poder tener el sistema integrado completo. Lo cierto es que por el momento este tipo de proyectos parecen haber perdido fuelle, al haberse cancelado varios como el de Iberdrola en Escocia que con una inversión de 1.000 millones de euros se cayó al no contar con financiación estatal. En la actualidad hay activos 71 proyectos en todo el mundo sobre captura y almacenamiento de CO2.
El perfil de la antigua eléctrica estatal, ahora en manos de la también estatal italiana Enel, es que es una de las eléctricas menos "verdes" lo que le ocasiona ser una de las grandes pagadoras por producir electricidad con mucha emisiones de CO2. Si Endesa consiguiera una mina de CO2 viable lograría ahorrarse decenas de millones de euros en derechos de emisiones y así equilibrar a su favor su cuenta de resultados.
Secretismo y polémica en la zona

La eléctrica ha intentado convencer a los pedáneos de la zona con reuniones, a puerta cerrada, explicándoles las bondades el proyecto y la generación de riqueza que afloraría si el proyecto fuese viable. Además han expuesto que ésta no es la única localización viable desde el punto de vista geológico, y que se compite con Aragón y Andalucía por acoger la mina.
Secretismo y polémica rodean al proyecto de almacenamiento de CO2
Lo que no ha contado la eléctrica es que debido a la cercanía del proyecto de la Ciuden, del que participa y cuenta con una millonaria inyección de dinero público por parte de la UE, sería la opción más rentable y barata en cuanto a inversión. 

Las sinergias respecto a la zona son claras ya que construyendo un ceoducto, canalización que llevaría el CO2 de Ponferrada a Sahagún, se ahorrarían construir la planta de captura, lo más caro de todo el proceso. Lo curioso es que la Ciuden está perforando pozos en Burgos para ver la viabilidad de enterrar CO2 allí, ¿va cada uno a su bola Ciuden y Endesa?

De momento el proyecto ha abierto varias polémicas, que puedes consultar en las noticias relacionadas al final del artículo, como son la viabilidad del ceoducto, las licencias para las sondeos en el ayuntamiento de Sahagún o el estudio encargado (¿por quién y por qué?) para ver la aceptación en la zona. Seguro que este tema seguirá dando que hablar....

NOTICIAS RELACIONADAS SOBRE EL ALMACENAMIENTO DE CO2 EN LA COMARCA

Ver Perforaciones para almacenamiento de CO2 en un mapa más grande

Por A. Vega ileon.com

Entradas populares de este blog

EL PAYUELO Y PARAMO DEL REINO DE LEÓN en los siglos X y XI. Gran lección de Historia

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla