El pintor de CEA, Marín De la Red

Marín De La Red pinta la luz


Cada fotón que impresiona su retina, deja en algún rincón de su mente un recuerdo indeleble.


Y creció así, queriendo que su mano acariciase con suavidad las superficies que esperaban vida.


Siendo un niño, jugaba a dibujar. Plasmaba en mil papeles, retazos de su imaginación. llenaba cientos de libretas con los relámpagos de luz que, poco a poco, iban buscando clonar en el papel las imágenes almacenadas en su mente.


Y sus rasgos sobre el papel iban siendo cada vez más perfectos, sus pinceladas en el lienzo buscaban pintar lo más difícil, la realidad exacta, que mana del rincón escondido del ensueño


Más que mirar, busca a su alrededor una realidad, a la que observa una y otra vez y a la que pregunta por su alma.


Así ha encontrado en los rayos que iluminan su tierra, la mía, un mar de espigas, en el que naufragan fósiles mecánicos, herrumbres hijas del abandono.


Ha visto sobre la tierra paredes desconchadas, ruinas entre las que juega la luz, bóvedas cansadas de sujetar los siglos, iglesias que guardan en el claroscuro, el agua que abreva los espíritus.


Pero en la decrepitud ha encontrado la belleza. Ha visto macetas sobre las ruinas, flores entre el caos, jardines en su esplendor entre el abandono.


Y dentro del paisaje, el paisanaje. Rostros surcados por mil caminos , que parecen conducir a la misma patria. Ojos pequeños y cansados que miran lo que siempre vieron, como si fuera lo nuevo y lo eterno.


Piedras que dibujan templos, campos que ofrecen pan, mujeres que transparentan el alma, pequeños caos que reflejan un orden perfecto. Todo ello grita que a Marín le parieron su madre y su tierra.


Marín de la Red - Luis Mariano Álvarez de la Red
  • Tipo de Artista: Artista
  • Técnica: Multidisciplina
  • Año de nacimiento: 1962
  • Lugar de nacimiento: Cea, León - España
  • Ubicación actual : 24174 Cea, León  Tel.: 987 787 016

  • Conocido por su faceta de muralista, nació en Cea (León). Lleva más de 25 años en el mundo de la pintura, los mismos que lleva viviendo en su pueblo natal tras regresar del País Vasco.
  • -¿Por qué decide encaminarse hacia la pintura?
    -Yo creo que es algo con lo que naces, naces con esa necesidad. Desde niño empecé a comprender que los colores me llamaban la atención, que admiras a los demás pintores que lo hacen bien, y poco a poco vas trabajando y avanzando. Pero no sólo me dedico a la pintura, también hago decoración y escultura.
    -¿Qué se puede ver en sus exposiciones?
    -Los temas son muy diversos, porque hay paisajes, motivos florales, interiores o figuras, pero en todos ellos predomina una idea: el deseo de plasmar la luz.
    -¿Cuál es su favorito?
    -Hay un estudio de luz, en penumbra que es el llamado 'El enigma de Velázquez'. No es que haya conseguido lo mismo que Velázquez, pero he buscado esa idea.
    -¿En qué o en quién se inspira para pintar?
    -En lo que me rodea, fundamentalmente. Y me inspiro también en los artistas de todos los tiempos que son los que me ayudan a buscar un camino. Tengo muchos artistas favoritos, pero, sin ninguna duda, me decantaría por todos los clásicos, desde Miguel Ángel hasta Velázquez, y en la actualidad por Antonio López.
    -¿Tiene algún tema preferido para plasmar en sus obras?
    -Hasta una piedra iluminada por el sol es digna de ser pintada. Todo depende de lo que yo vea en ello, pero la verdad es que es duro y peliagudo buscar temas que te digan algo, que te llenen. Hay veces que ya no sé ni hacia dónde mirar para encontrar algo que me motive de verdad.
    -Por lo tanto, también es duro el trabajo del pintor...
    -Es muy duro, aunque desde fuera parece muy idílico. Ya lo decía Leonardo, que la pintura es una cosa mental.
    -¿Afecta la crisis actual a la hora de adquirir este tipo de obras?
    -Creo que casi es al contrario. Generalmente, a los que tienen dinero para comprar un cuadro, la crisis les importa bien poco. Yo sigo vendiendo, y casi vendo más que en otras temporadas.

Entradas populares de este blog

Un pescador de Cistierna captura una trucha de casi 9 kilos en el Río Esla